Las claves del día Suscríbete a nuestra 'newsletter' y recíbela cada mañana de lunes a viernes

Mundo

Un líder del Daesh en el norte de Afganistan se entrega junto a 150 combatientes

  • Es la mayor rendición en bloque de yihadistas, que desaparecen en esta zona del país asiático

Un líder regional del Daesh en el norte de Afganistán junto a más de 150 de sus combatientes han entregado sus armas a las fuerzas de seguridad gubernamentales, la mayor rendición de insurgentes de esta agrupación en el país, informaron hoy a Efe fuentes oficiales.

"El líder del Estado Islámico (EI) para el norte de Afganistán, Mawlawi Habib-ul-Rahman, su lugarteniente Mufti Nyamatullah y 152 combatientes se rindieron a las Fuerzas Armadas afganas en la provincia de Jawzjan", indicó en un comunicado el Cuerpo 209 del Ejército, responsable de las operaciones en el norte del país.

El Ejército filipino niega que el EI esté detrás del ataque que dejó diez muertos el martes

El portavoz del Cuerpo, Hanif Rezaee, precisó a Efe que la rendición en masa ocurrió el martes por la noche en el distrito de Darzab, en la provincia que es considerada como el principal bastión del EI en el norte de Afganistán.

Los combatientes entregaron todas sus armas, municiones, equipamiento y vehículos a las fuerzas de seguridad, añadió Rezaee.

Además, unos 120 miembros del EI están en contacto con el Ejército afgano y desean rendirse, dijo el portavoz.

"Con la rendición de los líderes del EI y este número de combatientes, la presencia del EI se reducirá prácticamente a cero y el grupo será completamente eliminado (...) en el norte de Afganistán", sentenció Rezaee.

El grupo insurgente se encontraba debilitado después de días de combates con los talibanes, en los que unos 300 combatientes de ambos bandos murieron y más de 500 resultaron heridos, incluyendo altos mandos, según Rezaee.

Un portavoz del Ministerio de Defensa, Rasoul Muhammad Safi, aseguró a Efe que se trata de "la primera vez en el país en que un número tan elevado de combatientes del Estado Islámico se entregan al Gobierno de una sola vez".

El Ejército de Filipinas consideró ayer por su parte "propaganda terrorista" que el Daesh se haya atribuido la autoría del atentado del martes en la sureña isla de Basilan que mató a diez personas, incluido el atacante. "Cualquier grupo terrorista puede reclamar convenientemente su responsabilidad o participación en el incidente para su propia gloria. Dar pábulo a eso implica contribuir a su narrativa y prestarse como instrumento de propaganda terrorista", según las Fuerzas Armadas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios