Equipamientos Así será el nuevo centro cívico de Los Bermejales

Tailandia

Más problemas para el joven y multimillonario heredero de Red Bull

  • Tailandia emite una nueva orden de arresto contra Vorayuth Yoovidhya por un atropello mortal a un policía

Vorayuth Yoovidhya

Vorayuth Yoovidhya

Un tribunal tailandés ha emitido una nueva orden de arresto contra Vorayuth Yoovidhya, uno de los herederos de la compañía Red Bull, por el atropello mortal en Bangkok de un policía en 2012, después de que la Policía reabriera el caso en medio de una gran polémica por un supuesto trato de favor al multimillonario.

El tribunal admitió nuevas pruebas y emitió este martes una orden de arresto bajo la acusación de conducción temeraria, negación de auxilio y consumo de cocaína, confirmó a Efe el subcomisario de la Policía Nacional, Jaruwat Wisaya.

"A partir de ahora, la policía tailandesa solicitará a la Interpol que emita de nuevo una notificación roja en su contra después de la anterior fuera revocada tras la decisión de la fiscalía de retirar los cargos", explicó el subcomisario.

A finales de julio se conoció que la fiscalía había archivado el caso a petición de la Policía después de que prescribieran varios delitos y hubiera recibido nuevos testimonios en favor de rico heredero.

Tras varias semanas de polémica sobre el trato de favor dispensado por la justicia a Vorayuth, el pasado 13 de agosto la Policía anunció la apertura de la investigación contra el heredero de 35 años.

Vorayuth es uno de los nietos del fallecido Chaleo Yoovidhya, fundador de Krating Daeng (Red Bull) en Tailandia y quien se asoció con el empresario austríaco Dietrich Mateschitz para lanzar en 1987 la marca internacionalmente.

El 3 de septiembre de 2012, Vorayuth conducía un Ferrari negro por las calles de Bangkok en torno las cinco de la madrugada cuando chocó contra la moto de Wichean Klinprasert, un policía de 47 años al que arrastró hasta 100 metros antes de darse a la fuga.

Según el informe pericial, el coche circulaba a unos 177 kilómetros por hora en una zona céntrica de la capital tailandesa.

Wichean murió en el acto y un rastro de aceite llevó a los policías a la lujosa residencia de los Yoovidhya, que al principio declararon que el coche había sido conducido por el asistente y chófer de Vorayuth.

El heredero reconoció finalmente que él conducía el coche deportivo y dio positivo tanto en consumo de cocaína como en la prueba de alcoholemia.

Las autoridades se comprometieron a llevar a Vorayuth ante la justicia, pero este faltó a hasta ocho citaciones judiciales, y finalmente emitieron una orden de arresto en abril de 2017, aunque él se encontraba fuera de Tailandia disfrutando de un lujoso tren de vida.

La retirada de cargos contra el heredero de la rica familia el pasado junio generó una ola de indignación en Tailandia y el Gobierno decidió poner en marcha una comisión de investigación que derivó en la reapertura del caso. Además, el fiscal responsable de la decisión presentó su dimisión y unos 20 policías se enfrentan a una sanción o inhabilitación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios