Cultura

El Ayuntamiento cancela el ciclo 'Noches en el Palacio de la Buhaira'

  • La programación cultural veraniega que se desarrollaba allí se redistribuirá por otros espacios municipales

Comentarios 2

El ciclo Noches en el Palacio de la Buhaira, que ha venido celebrándose durante los meses de verano de los últimos seis años, no alcanzará la séptima edición, a pesar de que hasta hace sólo "dos o tres días" las empresas a las que el Ayuntamiento les tenía encomendada la programación (Viento Sur, Artegestión y La Tranfulla; la cuarta que se embarcó en el proyecto, la Compañía Lírica de Opera de Sevilla, CLOS, participó por última vez en 2013) estaban trabajando en la misma. Según ha podido saber este periódico, desde el Consistorio se justifica esta decisión por la normativa municipal, que establece que no se puede cobrar entrada para acceder a un centro cívico, y el rehabilitado Palacio de la Buhaira -dependiente del Área de Participación Ciudadana y tan sólo en verano de Cultura- es sede de uno de ellos. Este motivo, sin embargo, no convence a las empresas implicadas hasta ahora en el ciclo, que se preguntan "por qué eso mismo no impidió la celebración de las seis ediciones anteriores". "No quiero ninguna guerra, pero es más una excusa que una explicación", dice la persona al frente de una de estas empresas, que prefiere no ser identificada en esta información.

Desde el Ayuntamiento contestan que no se trata de una "cancelación", aunque lo cierto es que el ciclo Noches en el Palacio de la Buhaira dejará de existir como tal, sino de una "unificación" de la oferta, que ahora bajo el epígrafe más genérico Noches de Sevilla se repartirá por los distintos espacios municipales en los distintos distritos, entre los que se contará ya desde este verano la Torre de Don Fadrique, reabierta al público el pasado mes de febrero, especialmente para actividades escénicas y de flamenco. El centro cívico de La Buhaira seguirá acogiendo actividades, pero según apunta una de las fuentes consultadas, las condiciones planteadas por el Ayuntamiento obligan a un "cambio total del concepto" y del perfil de los artistas. Hasta ahora, el Ayuntamiento cedía el espacio del antiguo palacio, y las empresas podían jugar con el porcentaje de recaudación en taquilla (las entradas costaban entre 8 y 10 euros, aunque en algunos espectáculos subían hasta 15 o 18 euros) para contratar a los artistas. Para este verano, en el apartado de conciertos (el ciclo ofrecía también teatro, zarzuela, títeres...), estaban cerrados Kiko Veneno, Lila Downs, Carmen París o La Canalla. Con las nuevas condiciones -entrada gratuita y asignación de una cantidad municipal que una de las fuentes califica como "ridícula"-, "daría para programar una verbena de barrio, con todo el respeto para las verbenas de barrio, o a alguien que tiene su trabajo por las mañanas y por la tarde toca la flauta", lamenta, muy gráficamente, otra persona consultada.

De la nueva línea de actividades escénicas que seguirán desarrollándose en la Buhaira bajo esa otra cobertura de Noches de Sevilla informarán mañana los responsables de la materia en el Ayuntamiento, cuya restrictiva normativa de Medio Ambiente, muy bien conocida en los últimos años por los profesionales del sector cultural, ha tenido mucho que ver en la desaparición de Noches en el Palacio de la Buhaira.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios