Cultura

Cita en el Maestranza con el joven prodigio de Polonia Rafal Blechacz

  • El precoz talento del piano ofrece hoy un recital con obras de Mozart, Beethoven, Schumann y Chopin

El pianista polaco Rafal Blechacz (Naklo nad Notecia, 1985), en una imagen promocional. El pianista polaco Rafal Blechacz (Naklo nad Notecia, 1985), en una imagen promocional.

El pianista polaco Rafal Blechacz (Naklo nad Notecia, 1985), en una imagen promocional. / m. g.

El pianista polaco Rafal Blechacz ofrece hoy un recital en el Teatro de la Maestranza (20:30, entradas desde 14 hasta 28 euros) con la colaboración del Instituto Polaco de Cultura, que inaugura con este acto las celebraciones oficiales previstas con motivo del centenario de la recuperación en 1918 de la independencia de Polonia. La embajadora de este país en España, Marzenna Adamczyk, asistirá al concierto como muestra del interés que ha puesto la citada institución -el Instituto Polaco de Cultura- en estrechar los lazos culturales con Andalucía y Sevilla.

Dicho interés queda de manifiesto con esta visita del joven pero ya consolidado Rafal Blechacz, que interpretará en el coliseo del Paseo Colón un repertorio amplio y variado, como corresponde a un pianista que se ha ganado en el concierto internacional la reputación de intérprete de extraordinaria potencia expresiva, dotado con grandes capacidades virtuosísticas y líricas. El Rondó n. 3 en la menor y la Sonata n. 8 en la menor de Mozart; la Sonata n. 28 en la mayor Op. 101 de Beethoven en la primera parte del concierto; la Sonata n. 2 en sol menor Op. 22 de Schumann; y, cómo no, tratándose de uno de sus más célebres compatriotas, las Mazurcas Op. 24 y la Polonesa en la bemol mayor Op. 53 n. 6 de Chopin, integrarán el programa de su recital.

Blechacz obtuvo su primer gran espaldarazo en 2005, cuando tenía sólo 20 años, al deslumbrar y arrasar en el Concurso Chopin de Varsovia: obtuvo sus cinco primeros premios. El pianista irlandés John O'Connor, miembro del jurado, aseguró haber presenciado la actuación de "uno de los más grandes artistas que he tenido la oportunidad de escuchar en toda mi vida". Nació entonces la leyenda del joven pianista prodigioso, quien desde entonces ha venido confirmando las altas expectativas y se ha convertido en un auténtico especialista en Chopin, Bach, Mozart o Szymanowski.

Contribuye también a la leyenda su fama de monje del teclado, pues sólo acepta unos 40 conciertos al año para poder ensayar sus siete horas diarias -explicó hace poco a la agencia Efe- y estudiar y preparar nuevos repertorios. Admirador de grandes pianistas clásicos como Walter Gieseking, Arturo Benedetti o Alfred Cortot, Blechacz es uno de los artistas en nómina del reputado sello Deutsche Grammophon, para el que ha grabado hasta la fecha seis discos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios