Cultura

El área de Cultura ficha al profesor Benito Navarrete como asesor de patrimonio

  • La delegada Sánchez Estrella cuenta con el historiador del Arte para impulsar grandes proyectos como el patronato del museo

Comentarios 2

El área de Cultura del Ayuntamiento de Sevilla, con María del Mar Sánchez Estrella como máxima responsable, está ultimando estos días la composición de su equipo directivo. El profesor Benito Navarrete (Jerez de la Frontera, 1970) es el nuevo nombre que llega a esta delegación. En concreto, el que fuera comisario de la celebrada exposición El Joven Murillo -con rotundidad, la última gran producción del Museo de Bellas Artes- se incorporará al equipo del Instituto de las Artes y la Cultura de Sevilla (ICAS) en calidad de asesor en materia de infraestructuras culturales y patrimonio, una vez que ha solicitado una excedencia de la plaza que venía ocupando como profesor titular de Historia del Arte en la Universidad de Alcalá de Henares (Madrid).

Aunque jerezano de nacimiento, la ciudad de Sevilla ha sido fundamental en su trayectoria profesional como marco (y protagonista) de sus proyectos. El denodado trabajo desempeñado para la exposición sobre la obra temprana de Murillo -patrocinada por la BBK y coproducida por el Bellas Artes de Bilbao- reunió más de 40 obras en la ciudad y dio la oportunidad a los sevillanos de reencontrarse con una veintena de cuadros inéditos en España del pintor gracias a préstamos internacionales procedentes de pinacotecas y colecciones particulares de todo el mundo.

Asimismo, su labor como asesor científico del Centro Velázquez, junto al desaparecido Alfonso Pérez Sánchez, también ha sido decisiva para la proyección internacional de las investigaciones sobre la obra velazqueña realizadas a partir de la adquisición del cuadro Santa Rufina, comprado en 2007 por la Fundación Focus Abengoa mediante subasta en Londres. En este sentido, el programa electoral del PP incluyó como uno de sus puntos la "renegociación del convenio firmado entre el Ayuntamiento y la Fundación Focus" en beneficio de los intereses de la ciudad.

A falta de que se definan todas sus competencias, desde ahora Navarrete tiene ante sí varios retos incluidos en el programa del equipo de Juan Ignacio Zoido, todos ellos relacionados con la conservación y puesta en valor del patrimonio, la recuperación de espacios y la puesta en marcha de proyectos de investigación sobre bienes culturales ocultos o poco conocidos de la ciudad. Entre las principales, y más urgentes, tareas que asumirá figura la de allanar el terreno para la creación del Patronato del Museo de Bellas Artes de Sevilla, con la presencia del Consistorio, donde se encontrasen la iniciativa privada y pública. Y aunque este cambio no dependería únicamente de la voluntad municipal -el edificio es propiedad del Estado y la gestión depende de la Junta-, suya será la responsabilidad de asesorar para promover desde el Ayuntamiento de Sevilla un cambio de modelo para la segunda pinacoteca española.

Por su experiencia como investigador en universidades nacionales e internacionales, Navarrete es un firme defensor de la sinergia entre instituciones, administraciones y patrocinadores. En una entrevista a este medio, con motivo del descubrimiento del cuadro La educación de la Virgen (atribuido a Velázquez), declaró: "Hay capital humano, empuje privado y mucha pasión. Sólo necesitamos sentido común en lo público para que se catalicen esos esfuerzos en un proyecto unitario, para que salgan ganando el ciudadano y Sevilla".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios