'año murillo'

Empieza la fiesta del IV Centenario

  • La exposición en el Bellas Artes y el concierto inaugural de Jordi Savall en el Maestranza marcan hoy el pistoletazo de salida de una celebración que concluirá el 19 de marzo de 2019

Comentarios 0

Arranca hoy el calendario conmemorativo del IV centenario del nacimiento de Bartolomé Esteban Murillo, que desde este 28 de noviembre hasta el 19 de marzo de 2019 llenará durante 16 meses la Sevilla relacionada con el pintor. La primera cita será en la sala V del Bellas Artes, donde hoy se inaugura la muestra titulada Murillo y los Capuchinos de Sevilla, comisariada por la directora del museo, Valme Muñoz. Por primera vez, los ciudadanos del siglo XXI podrán contemplar al completo la serie pictórica que el artista realizó para el Convento de las Santas Justa y Rufina de los Franciscanos Capuchinos. La joya es El jubileo de la Porciúncula, recuperada gracias al Wallraf-Richartz Museum de Colonia, que ha prestado este lienzo al museo, que acaba de restaurarlo, para los próximos 10 años.

Por otra parte, el reconocido director y violagambista Jordi Savall inaugura oficialmente el Año Murillo con un concierto único hoy a las 20:30 en el Teatro de la Maestranza para el que aún pueden adquirirse entradas en la web del ICAS: www.icas-sevilla.org.

Tras el concierto de Savall, la próxima semana se inaugurará el itinerario cultural y turístico de Año Murillo, comisariado por Enrique Valdivieso, uno de los mayores expertos en su obra. La propuesta recorrerá hasta una veintena de espacios emblemáticos de la vida y obra del maestro a través de más de 50 pinturas originales y más de 80 reproducciones de sus obras más relevantes. La Casa Murillo, recién restaurada, será el punto de partida del itinerario Tras los pasos de Murillo.

La relación entre Murillo y la Iglesia podrá contemplarse a través de la exposición Murillo en la Catedral de Sevilla, que se extenderá durante un año a partir del próximo 8 de diciembre. La catedral es una de las paradas clave de estos itinerarios al igual que el Palacio Arzobispal, el Alcázar, que aunque no fue destinatario directo de la proyección artística de Murillo, conserva obra suya. Muy cerca, en el Archivo de Indias, podrán contemplarse reproducciones de dibujos de Murillo y de los artistas como Valdés Leal, Iriarte y Herrera el Joven que frecuentaron este edificio en el que Murillo creó la Academia de Pintura. La ruta prosigue por el Hospital de la Caridad, el Convento de San Francisco y la Parroquia de la Magdalena.

Junto al Bellas Artes, destacan otros puntos como la Capilla de la Expiración de la Hermandad del Museo, que custodia la pintura Resurrección de Cristo (1650-1655), la Casa de los Pinelo, el Hospital de los Venerables, la Plaza de Santa Cruz, la iglesia de Santa María la Blanca y la Casa de Pilatos. Otras paradas de la ruta son el Convento de San Leandro, el Palacio de las Dueñas, el Monasterio de San Clemente y el Convento del Carmen.

La siguiente cita con Murillo será el 5 de diciembre en el Espacio Santa Clara, donde se inaugurará Murillo y su estela en Sevilla, comisariada por Benito Navarrete. Antes de Navidad, se presentará Corpus Murillo. Biografía y documentos, del historiador Pablo Hereza, el primer libro oficial de la efeméride y que recoge datos inéditos sobre la vida del pintor, como el hecho de que estuvo en la cárcel, entre otros. Además, ya el 12 de diciembre, la Facultad de Bellas Artes inaugurará una exposición en la que artistas contemporáneos homenajearán al maestro y el 18 de diciembre el Archivo General de Sevilla inaugura la muestra Los Neve. Mercaderes, hidalgos y mecenas en la época de Murillo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios