Bellas Artes de Sevilla El Bellas Artes de Sevilla acogerá una gran exposición sobre Picasso

  • La muestra, prevista para final de 2020, hará dialogar al genio malagueño con otros maestros de la pintura. 

  • Reunirá fondos de la colección de Bernard Ruiz-Picasso y de otras instituciones.

La consejera Patricia del Pozo y Bernard Ruiz-Picasso. La consejera Patricia del Pozo y Bernard Ruiz-Picasso.

La consejera Patricia del Pozo y Bernard Ruiz-Picasso. / Antonio Pizarro

Picasso, un creador audaz que protagonizó una de las grandes renovaciones de la historia de la pintura, nunca dejó de admirar sin embargo a grandes maestros como Velázquez, Murillo o Zurbarán, artistas con los que se reencontrará en una gran exposición que prepara la Junta de Andalucía y que acogerá, previsiblemente a finales de 2020, el Museo de Bellas Artes de Sevilla.

Una ambiciosa muestra que quiere atraer obra de diferentes instituciones y servirse de la enorme popularidad de Picasso para poner el acento, asimismo, en las "joyas" que posee "el patrimonio cultural de Andalucía".

Así lo anunciaron este miércoles la consejera de Cultura y Patrimonio Histórico, Patricia del Pozo, y el presidente del consejo ejecutivo y vicepresidente segundo del patronato de la Fundación Museo Picasso de Málaga, Bernard Ruiz-Picasso, quienes en un encuentro con la prensa mostraron la decidida voluntad de entenderse entre la Junta de Andalucía y el familiar del genio malagueño.

"Llevará tiempo preparar el proyecto, pero las voluntades, que es lo importante, están”, dice Bernard Ruiz-Picasso

La consejera señaló que una de las primeras visitas que hizo cuando llegó al cargo fue "visitar el Museo Picasso de Málaga" y encontrarse con Bernard Ruiz-Picasso. "Desde el primer momento he querido contar con su asesoramiento porque es un referente en la gestión de los museos", confesó Del Pozo, que justificó esa afirmación con un dato: el Picasso de Málaga ha recibido, desde su apertura en 2003, seis millones y medio de visitas "gracias a esa oferta de nuestro genio Picasso, perfectamente organizada y supervisada por él", comentó la consejera.

El primer contacto entre Ruiz-Picasso y la nueva responsable de Cultura fue en febrero, en la inauguración de la muestra que el museo malagueño dedica a Olga Picasso, y este miércoles se ha producido la segunda reunión para poner en pie una iniciativa que, por lo que parece, ilusiona a ambos. "¿En qué estamos trabajando?", desveló la consejera a la prensa. "En que el Bellas Artes acoja una gran exposición de Picasso. Poniendo aún en cuarentena la fecha, por la complicación que tienen las colecciones a las que pediremos colaboración, creemos que en año y medio, a finales de 2020, si todo va bien, esta idea será una realidad", adelantó Del Pozo. Minutos después, fuentes de la Consejería admitieron que principios de 2021 quizás fuera un plazo "más realista".

"El momento importante es cuando se dan las voluntades para hacer algo, y en este caso es así", defendió por su parte Ruiz-Picasso, que pidió "tiempo" para conformar el catálogo de esta cita. "En esta exposición es muy importante el conocimiento. Relacionar a Picasso con los grandes maestros andaluces, españoles, es una tarea que necesita a catedráticos y especialistas. Lo importante, como digo, es que hay voluntad", manifestó el nieto del artista, que como señalan algunos colaboradores anhelaba promover actividades sobre su abuelo por Andalucía.

El diálogo quiere poner también el acento en las joyas del patrimonio artístico andaluz

Aunque "no hay nada firmado", la gran cita del Bellas Artes -tras la antológica de Martínez Montañés que abrirá sus puertas en noviembre- reunirá obras de la Fundación Almine y Bernard Ruiz-Picasso para el Arte (FABA), del Museo Picasso de París y de otras instituciones destacadas. "No se trata de traer los picassos de Málaga a Sevilla", precisó la consejera, aunque se da por seguro el traslado de alguna pieza desde la ciudad natal del artista. "En el Bellas Artes también saben qué obras de Picasso de otros centros pueden conversar bien con los fondos de aquí. Necesitamos meses de trabajo y de reflexión", dijo al respecto Ruiz-Picasso.

El impulsor del museo malagueño celebró que una propuesta de esta envergadura ayudará además a llamar la atención sobre "el patrimonio cultural de Andalucía. Cualquier persona que visita la región se da cuenta de la riqueza artística que hay. Con ella se pueden montar proyectos maravillosos", argumentó. Un ejemplo de ello sería El sur de Picasso. Referencias andaluzas, una muestra que albergó el pasado año el Picasso de Málaga "que nos permitió imaginar todo el potencial que tiene este patrimonio".

Tal como informaron desde la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico, esta muestra sería la primera monográfica que se dedica desde 1981 al genio malagueño en el Bellas Artes de Sevilla, un enclave en cuyas paredes sí colgaron piezas como La planchadora, prestada por el Museo Guggenheim de Nueva York en 2007.

Del Pozo, que alberga la ilusión de "llevar la obra de Picasso por Andalucía", aprovechó la ocasión para reiterar la urgencia por ampliar el Bellas Artes. "Estoy esperando a ver si sigue el señor Guirao", admitió en referencia al ministro de Cultura. "Él sabe cuáles son mis prioridades para Sevilla, el Arqueológico y el Bellas Artes". En el caso del último, las cifras vuelven a avalar a la consejera: el pasado año la pinacoteca batió su mejor registro desde 1991, con 451.882 visitas y la conmemoración del cuarto centenario de Murillo. Martínez Montañés, antes, y Picasso, más tarde, parecen invitar de nuevo al optimismo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios