Festival Flamenco On Fire

José Mercé y Tomatito triunfan con "su verdad" en Pamplona

  • Los artistas colgaron el cartel de 'No hay entradas' del Auditorio Principal Baluarte de la capital navarra y lograron meterse al público en el bolsillo con el repertorio de su último álbum 'De verdad' y sus grandes éxitos

José Mercé y Tomatito en su concierto en el Festival Flamenco On Fire de Pamplona José Mercé y Tomatito en su concierto en el Festival Flamenco On Fire de Pamplona

José Mercé y Tomatito en su concierto en el Festival Flamenco On Fire de Pamplona / Javi Fergó (Pamplona)

Con las entradas agotadas y un público absolutamente entregado desde el inicio, José Mercé y Tomatito llegaban este jueves al Auditorio Principal de Baluarte de Navarra para presentar dentro del Festival Flamenco On Fire su último proyecto De verdad, un disco-gira que por primera vez los reúne en un mismo escenario y que supone además la vuelta del guitarrista almeriense al toque de acompañamiento tras la ausencia de Camarón.

Así, en un ambiente cómplice donde evidenciaron la admiración que se profesan el uno al otro y entre continuas ovaciones y vítores, ambos artistas acudieron a sus territorios comunes para exponer un flamenco enérgico y racial en el que resuenan y conviven, entre otros, los ecos del de la Isla, de Paco de Lucía, del maestro Sabicas y de toda la escuela jerezana, y se reivindica la generación que ahora ellos abanderan.

En este sentido, la propuesta se planteó más como un encuentro entre amigos que como un recital en el que quisieran demostrar por qué son considerados dos de los maestros del flamenco del momento. De hecho, el repertorio conjunto en el que interpretaron rumbas, bulerías, tangos, alegrías, zambras y otros "temitas" del nuevo álbum llegó a resultar repetitivo, lineal y falto de matices en lo melódico por el exceso de coros, estribillos e idénticos remates. Aunque Tomatito logró en algunos momentos romper esta monotonía con el virtuosismo y la luminosidad de sus falsetas.

Más emotivo y sincero resultaron, por tanto, los palos clásicos en los que los pudimos ver en sintonía rebuscarse en sus raíces, como pasó con las seguiriyas o las malagueñas, en las que Tomatito supo arropar y mercer el eco limpio del jerezano.

Por supuesto, también hubo tiempo para los clásicos que el público pedía a gritos como la sentida balada Two Much que el almeriense tocó junto a su hijo José del Tomate arrancando aplausos, o los éxitos Aire y Al Alba con los que Mercé cerró este reencuentro y de los que ya no puede desprenderse nunca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios