Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Festival de la Guitarra | Crítica Homenaje a Alberto Ponce Brillante homenaje a un maestro

Dumond, De la Puebla, Bernier y Duro al final del recital Dumond, De la Puebla, Bernier y Duro al final del recital

Dumond, De la Puebla, Bernier y Duro al final del recital / D. S.

El gran guitarrista madrileño Alberto Ponce falleció este verano a los 84 años y el Festival de la Guitarra de Sevilla le ha dedicado un homenaje con este recital de cuatro guitarristas que tuvieron contacto con su magisterio. Ponce era representante por línea directa de la gran escuela de la guitarra clásica española, la que le enseñó su maestro Emilio Pujol, discípulo de Francisco Tárrega, y todo eso estuvo presente en el brillante concierto compartido de la matinal del domingo.

Lo abrió Antonio Duro con música de Brotons y Dodgson, obras contemporáneas de entraña clásica, que tratan al instrumento de forma perfectamente ortodoxa y que Duro tocó con su reconocida claridad, elegancia y temple. Fue una actuación dominada por un sonido limpio, un pulso impecable y una serenidad expresiva de raíz apolínea.

El chileno Marcelo de la Puebla optó por una vía diferente. Enmarcó su actuación en piezas de tierna simpleza melódica de Atahualpa Yupanqui y Juan Antonio Sánchez, un compatriota en plena madurez creativa, tocadas con poética sensibilidad, y en el centro de su intervención aportó numerosas notas de color y un preciso sentido rítmico a la música de Pujol y Dyens.

Desbordante el virtuosismo de Francisco Bernier. Primero, un virtuosismo interiorizado, intelectual podría incluso decirse, hondo, enérgico, poderoso en el Tiento de Ohana, que sonó articulado con una claridad diamantina, y desnudo, estilizado, profundo, magnético en el Homenaje a Claude Debussy de Falla; después, colorista, popular, dicharachero en la siempre efectista Jota de Tárrega que tanto ha tocado. 

Terminó el francés Arnaud Dumond con música propia, que se movió entre el evocativo Preludio de arranque y una Sonata de extrema complejidad y virtuosismo, en la que la riqueza polifónica se mezcló con una excitante variedad rítmica. Entre medias, un sentido y también complejo Estudio dedicado al homenajeado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios