la golondrina | crítica de teatro

Inundación de emociones

Rotunda pareja de intérpretes, Dafnis Balduz y Carmen Maura Rotunda pareja de intérpretes, Dafnis Balduz y Carmen Maura

Rotunda pareja de intérpretes, Dafnis Balduz y Carmen Maura / Javier Naval

Guillen Clua ha creado un melodrama combinando una historia real como el atentado homófobo que se perpetró en la discoteca Pulse de Orlando (EE.UU.) con una trama íntima entre una madre que perdió a su hijo en esa matanza y un joven que aparece en su casa y que acabará removiéndole las entrañas con informaciones desconocidas para ella.

Difícil tarea de la que el cuarteto formado por Clua, Mestres, Maura y Balduz salen victoriosos a pesar de ciertos impedimentos que provienen del clasicismo con el que la obra está llevada a la escena. Es como si sólo se contara con elementos simples, el engaño con el que entra el chico en la casa, la apatía de una madre que parece no sufrir por la pérdida de su hijo, las pequeñas ‘trampas’ de guion que hacen que estemos, también, ante una obra de descubrimiento en laque nada es lo que parece, con cierto aire de investigación detectivesca.

Pero frente a todo esto hay una espeluznante historia de vida que se va apoderando de todo como si fuera una inundación que acaba cubriéndolo todo y transformando la anécdota en una historia que te agarra y te deja sin respiración.

El profundo respeto que siento por Carmen Maura como actriz me ha llevado a seguir con verdadera emoción su pimera frialdad, estoicismo y aceptación ante la muerte a manos de un asesino de su único hijo. Creo que Maura ha matado a su personaje y lo que vemos es un cadáver que se corroe en su propia culpa y cuya única defensa es la huida y la soledad. Soberbia hasta erizar el vello en su monólogo.

Dafnis Balduz, que debutó en el papel anoche sustituyendo al sevillano Félix Gómez, está sencillamente maravilloso y su personaje tiene toda la pinta de que pasará a la iconografía gay.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios