José Fernández y Rafael de Utrera | Crítica

Un recital de cante muy completo

Rafael de Utrera ha sido uno de los invitados del XIII Festival de la Guitarra de Sevilla.

Rafael de Utrera ha sido uno de los invitados del XIII Festival de la Guitarra de Sevilla. / Juan Carlos Muñoz

Rafael de Utrera ofreció un recital de cante muy completo, demostrando que es un cantaor general que es capaz de afrontar con solvencia tanto los estilos rítmicos, como tangos, bulerías y alegrías, como cantes los libres de ritmo como tarantas, estilo por el que ofreció tres letras muy emotivas, que remató con una canción tradicional, La Tarara, como hiciera en su momento Camarón en La leyenda del tiempo. Se mostró muy concentrado toda la noche y solvente como en él suele ser habitual. Quizá lo más emotivo fueron las soleares trianeras, tan exigentes, ya que el intérprete de estos cantes necesita una tesitura muy amplia.

También se dio por entero en las seguiriyas. Por alegrías recurrió a los cantes de Córdoba y también a letras de Fernando Villalón popularizadas en su día por Camarón, uno de sus ídolos. Cantó también por tientos y en el bis hizo una selección de diferentes estilos de fandangos.

José Fernández, le hizo un acompañamiento ejemplar, muy atento a las inflexiones de la voz y con un repertorio de falsetas muy cercanas a la tradición. Más innovador se mostró en la taranta que abrió el recital y en las bulerías, los dos temas que ofreció en solitario. La suya es una guitarra alada, muy sutil, que se aleja por instinto del énfasis que domina buena parte de la guitarra flamenca actual. Me sorprendió que hiciera solo dos temas.

Puesto que el recital forma parte de la programación del XII Festival de la Guitarra de Sevilla, y teniendo en cuenta que el tocaor acaba de presentar su primer disco, Cautivao me esperaba algún toque en solitario más.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios