Mercado del arte

De Juan el Hispalense a Lita Cabellut

  • Brafa, la feria de arte y antigüedades de Bruselas, celebra sus 64 años con Gilbert&George como invitados de honor y la convicción de que la creación puede demoler fronteras y prejuicios

'Camino del Calvario' de Juan el Hispalense en el expositor de Bernat en Brafa. 'Camino del Calvario' de Juan el Hispalense en el expositor de Bernat en Brafa.

'Camino del Calvario' de Juan el Hispalense en el expositor de Bernat en Brafa. / Fabrice Debatty

El mercado del arte arranca cada año en Bruselas con Brafa, una de las tres ferias multidisciplinares más importantes de Europa, donde todo lo deseable parece estar al alcance. En esta 64 edición, marcada por las tensiones del Brexit, ha causado una verdadera conmoción que los encargados de suceder a Christo como invitados de honor sean la pareja de artistas londinenses Gilbert&George, célebres por sus satíricas propuestas donde la religión, el sexo, la política y los símbolos británicos se ponen en cuestión. Bajo el lema Arte para todos, Brafa aglutina hasta su clausura el próximo domingo cinco fotomontajes de gran formato de estos jóvenes eternos que se conocieron hace medio siglo cuando estudiaban escultura en la prestigiosa escuela St Martins de Londres y ya nunca se separaron.

Más allá del atractivo mediático que reporta la presencia de Gilbert&George paseando por entre las 133 galerías participantes en el pabellón de Tour&Taxis, el interés de la cita tiene mucho que ver con la calidad de las piezas y su mezcla entre tradición y novedad. Desde antigüedades precolombinas y egipcias a esculturas medievales, mobiliario art decó, diseño de la Bauhaus y arte contemporáneo, todos los coleccionistas encontrarán algo de su gusto en Brafa. Incluso uno de los corsés que Frida Kahlo se vio obligada a llevar y que decoró con motivos comunistas, el mismo que el Victoria&Albert Museum de Londres exhibió este verano y que aquí ofrece la galería Sofie Van de Velde de Amberes.

Corsé de Frida Khalo en la galería Sofie Van de Velde. Corsé de Frida Khalo en la galería Sofie Van de Velde.

Corsé de Frida Khalo en la galería Sofie Van de Velde. / Fabrice Debatty

La presencia española se limita a dos galerías, Bernat y Montagut, aunque los artistas patrios están presentes en numerosos expositores, como ocurre con Lita Cabellut (Sariñena, Huesca, 1961). En Bélgica la representa en exclusiva Herwig Simons, con sede ahora en el exclusivo Grand Sablon de Bruselas. Cabellut, que es la artista española en activo más cotizada (sus obras oscilan entre los 30.000 y 180.000 euros), reside en Holanda y está frenética preparando la gran exposición que inaugura en febrero en el Museo Goya de Zaragoza. "Bélgica", asegura su galerista, "es un mercado pequeño para ella, que tiene una clientela muy internacional. Acaba de exponer en Nueva York y se ha hecho muy popular en Hispanoamérica. Me apasiona la emoción que pone en su trabajo y cómo, pese a su éxito, no deja de evolucionar. Ahora investiga con la pintura al fresco, siempre va un poco más allá".

La galería española Bernat, especializada en arte medieval, renacentista y barroco, repite por segundo año consecutivo y está siendo una de las más fotografiadas gracias al magnífico Camino del Calvario (hacia 1410-1420) de Juan de Sevilla, antiguo Maestro de Sigüenza, que pone en el mercado por primera vez. Perteneció a la colección Pickman y es una obra digna de figurar en alguno de los grandes museos. Del también llamado Juan el Hispalense el Bellas Artes de Sevilla posee un cuadro de caballete donde San Miguel Arcángel pesa en la balanza las almas. "Esta obra es mucho más ambiciosa, cuenta con cuatro santos en las entrecalles, la cruz tiene una inusual forma de T y los ladrones también están incluidos en la escena. Juan el Hispalense tiene una forma de pintar muy identificativa, casi a la manera de cómic, y esta obra está impecable. Es una pieza muy hermosa del gótico internacional y la más cara que ofrecemos. Sólo se cambió el barniz y salió esta explosión de colores magnífica", resumen desde Bernat.

Arte tribal y pintura catalana contemporánea en Montagut. Arte tribal y pintura catalana contemporánea en Montagut.

Arte tribal y pintura catalana contemporánea en Montagut. / Fabrice Debatty

En Montagut, firma especializada en arte tribal, destaca una enorme escultura relacionada con el culto del pueblo dogón de Mali. "Es una pieza de museo donde una figura hermafrodita invoca a la lluvia. Tiene una mano abierta y en el otro puño, que está cerrado, guarda una carga mágica. Sus dimensiones son apabullantes, está hecha con madera de un solo tronco y tiene una larga historia. Podría ser adquirida por el Louvre de Abu Dabi o alguno de los museos de artes decorativas de París", confían desde Montagut, que debutó en 2018 con excelentes resultados y ahora hace dialogar sus tesoros de arte tribal africano, como una máscara Yaouré de Costa de Marfil del siglo XIX, con pinturas de maestros como Antoni Tàpies.

Con la nieve cubriendo las calles de Bruselas, Brafa pone calor al corazón del invierno con una escenografía impactante, cuajada de flores. Su presidente, Harold t’Kint de Roodenbeke, confirma que "las previsiones son muy buenas. Aquí se crea un vínculo entre artes muy diferentes y cada galerista compite por atraer al público con una instalación más hermosa que la anterior. La gente disfruta mucho y este año el humor que aportan Gilbert&George marca aún más la diferencia. El arte es otra forma de demoler fronteras y prejuicios".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios