Ketama | Crítica ¿Dónde estabas tú en el 88?

Antonio Carmona, cantante del grupo Ketama. Antonio Carmona, cantante del grupo Ketama.

Antonio Carmona, cantante del grupo Ketama. / Grupo Joly

El grupo suena mejor que la última vez que lo vi, en el verano del 88. Disculpen la apelación a la nostalgia pero, ¿se trata acaso de otra cosa? ¿Porque razón regresa Ketama? ¿Tiene algo nuevo que decir o se trata de esa apelación a la nostalgia tan recurrente en nuestros días, no sólo en lo puramente musical? Anoche Ketama dijo lo de siempre:No estamos locos, Vente pa Madrid, Problema, Se dejaba llevar, Flor de lis, Ne-bi-fe, Borrachera ... lo que todos queríamos escuchar y no sólo: también cantar, y bailar. Lo que todos hemos cantado y escuchado docenas de veces. Porque Ketama, aunque no la más genial, es sin duda la formación más influyente de esa madurito interesante llamado Nuevo Flamenco, muchas veces imitada e incluso directamente plagiada. Y vuelve en 2019 a decirnos justo lo que queremos escuchar los nostálgicos, que somos todos. La media de edad en el recital no era precisamente baja. Al que más parece haberle pillado esta vuelta con el pie cambiado es a Antonio Carmona, que se las vio y se las deseó con unas melodías que todos conocemos de memoria. Eso sí, le echamos una buena mano. Aunque la joven Soleá Fernández le ganó francamente la partida en el dúo de Problema. Como dijo el maestro Hichtcock, en tu show nunca incluyas niños ni animales. Y El Farru es un animal por bulerías que hizo subir la tensión jonda del recital. Josemi Carmona es el que parece más en forma, como demostró con sus vibrantes tangos, la única novedad, relativa, junto al instrumental del Camborio, de la noche.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios