Coronavirus La Junta, en contra de quitar las mascarillas en el transporte

Luis de Pablo | Obituario

Gracias por todo, Maestro

Luis de Pablo con los miembros del Proyecto Piano Joven en 2015

Luis de Pablo con los miembros del Proyecto Piano Joven en 2015 / D. S.

“¡¡Ignacio!! ¡¡Ya la tengo lista!! ¡¡Estoy muy ilusionado porque he estado experimentando con nuevas ideas para la obra y estoy encantado!! ¡¡Te he puesto un pasajito a solo que me vas a odiar, pero sé que tú lo sacarás adelante perfectamente!!” Esas fueron las palabras con que en el verano de 2015 y totalmente exaltado me anunciaba Luis de Pablo la composición de la obra Gemella dell'acqua que posteriormente estrenaríamos en Taller Sonoro. Esas palabras resumen el carácter de Luis, siempre probando cosas nuevas y experimentando, siempre con ilusión componiendo, como me dijo una vez "porque no tengo más remedio, compongo por necesidad". Con 85 años, con motivo de uno de los conciertos monográficos que le dedicamos, le definí en una entrevista para Radio Nacional como "uno de los compositores más jóvenes que conozco", y así sigo pensando.

Fuente inagotable de sabiduría y alegría, enlazaba en los ensayos y en las posteriores sobremesas unos temas con otros, desde la afinación de instrumentos indios al cultivo de viñedos en Chile. Con la misma gracia y simpatía te corregía un pedal en el piano, el equilibrio de las cuerdas del ensemble, la afinación de los vientos o te daba una receta de una salsa italiana para pasta que hacían en una pequeña trattoria de Milán.

Tuvimos la suerte en Taller Sonoro de tratarlo mucho en los últimos diez años, de tocar mucha música de él con él presente, de estrenar dos obras suyas, de grabar un CD monográfico… Después de todo ese trabajo en conjunto sí podemos decir que lo más gratificante era ver cómo disfrutaba con cada ensayo, con cada acorde, con cada nota, con cada matiz. Esa capacidad de vivir en y por la música que transmitía en todas direcciones a su alrededor.

También en 2015, en el concierto que el Proyecto Piano Joven dedicó a su 85 cumpleaños en la Real Academia de San Fernando en Madrid, pudimos ver que, efectivamente, disfrutaba como un niño más con la música, sentado al lado del piano, marcando el ritmo con las manos, dando consejos a todos los alumnos participantes y después del concierto con un abrazo a cada uno de ellos, totalmente emocionado de ver su música brotar de manos 70 años más jóvenes que las suyas. A su vez, todos los alumnos miembros del Proyecto de ese año quedaron marcados por "ese señor mayor" que ya había llegado a la Real Academia antes incluso que nosotros, porque "estaba tan emocionado con ver el concierto" que no pudo esperar más en su casa y se fue en taxi a la Academia a darnos la bienvenida.

Luis nos marcó a todos los que lo conocimos, con su inseparable Marta, igual de genial y divertida que él. Nos dejó claro que había todo un mundo en la música por descubrir, en la música de antes, en la de ahora y en la que venga.

Brindo en tu memoria con una copa de la manzanilla pasada que tanto te gustaba y con la que tantos ratos de risas echamos con Marta, querido Luis. Y de corazón, gracias por todo.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios