LOS HERMANOS MACHADO | CRÍTICA DE TEATRO

Machado versus Machado

Alba Gallego, Félix Martín y Carlos Martín en 'Los hermanos Machado' Alba Gallego, Félix Martín y Carlos Martín en 'Los hermanos Machado'

Alba Gallego, Félix Martín y Carlos Martín en 'Los hermanos Machado' / Marcos Cebrián

"Españolito que vienes/ al mundo, te guarde Dios./ Una de las dos Españas/ ha de helarte el corazón". Estos versos,  fueron escritos veintitantos  años antes de la guerra civil española. Poco imaginaba Antonio Machado que su poema sería el reflejo del desgarro que viviría su propia familia.

Alfonso Plou es el autor del texto y junto a Carlos Martín (director e intérprete) y María López Insausti han realizado una dramaturgia que dibuja con bastante exhaustividad retazos de la vida de los dos hermanos Machado, sus relaciones de pareja, su éxito como escritores dramáticos (La Lola se va a los puertos) y su posterior separación durante tres años en los que cada hermano tomó un camino diferente ante el golpe de estado franquista y su relación con la República.

Los aragoneses Teatro del Temple revisan el espíritu machadiano

Tiene la obra un indudable valor didáctico pero donde se crece es en la recreación de dos personalidades que, como protagonistas de tragedia griega, son víctimas del destino. La figura de Manuel Machado crece en esta propuesta, quizás, una de las pocas veces que se le ha dado la oportunidad de explicarse. La interpretación de Félix Martín (Manuel) y Carlos Martín (Antonio) siendo ambas magníficas es más soriana que sevillana y Alba Gallego dando vida a ocho personajes está deslumbrante.

El escenario de Óscar Sanmartin es acertadísimo, con ese simbólico mapa de España omnipresente, y las imágenes poéticas con las que acaba la obra destilan lirismo y compromiso ideológico.

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios