Festival de Itálica Un 'Verso libre' y una nueva mirada a la vejez

  • María Moreno, en Alcalá de Guadaíra, y Teatro del Velador, en La Rinconada, cierran la programación oficial del Festival de Itálica

María Moreno regresa a Sevilla tras su triunfo en la pasada Bienal.

María Moreno regresa a Sevilla tras su triunfo en la pasada Bienal. / Juan Carlos Vázquez

En la pasada Bienal de Flamenco, la gaditana María Moreno se confirmó como una de las bailaoras fundamentales del panorama actual gracias a un espectáculo delicioso, More (no) More, en el que la intérprete se mostraba al público en plenitud de facultades. La obra en su conjunto suponía un paso adelante en la carrera de la artista, pero los espectadores y la crítica destacaron especialmente un pasaje, la soleá que se marcaba Moreno y que acabaría conquistando el Giraldillo de esa edición al Momento Mágico. El director Rafael R. Villalobos, que debutaba pese a su extensa trayectoria en el flamenco con aquel montaje, le preguntó a Moreno cómo llevaba que le hablaran tanto de la soleá, que si no se cansaba de que la vincularan a ese registro. Ella negó entonces que aquello le pesara, e intuyó que su nueva propuesta debía girar alrededor de ese palo. "Ya sé cuál será nuestro próximo proyecto", le dijo a Villalobos. "Ya ves, lejos de intentar quitarme etiquetas me dedico a profundizar en ellas", cuenta sobre Verso libre, con el que estará hoy y mañana en el Castillo de Alcalá de Guadaíra. Moreno, por un lado, y Teatro del Velador, por otro, con el estreno de Les vieux en la Hacienda Santa Cruz de La Rinconada, programado también este jueves y este viernes, cierran la programación de este Festival de Danza de Itálica.

El director de la cita, Pedro Chicharro, y su equipo tienen "muchas esperanzas" en el work in progress que presentará Moreno, "o un primer encuentro de lo que será mi próximo espectáculo", como matiza ella. "Era importante", apunta Chicharro, "que nos implicáramos en el proceso creativo de nuestros artistas, que les diéramos la posibilidad de investigar dentro de ese ADN flamenco que tienen", comentó. La gaditana no oculta su entusiasmo por el "desafío", aunque al principio sintió "vértigo", ya que había entregadodo todas sus energías a More (no) More. "Pero si hay algo que me gusta es aprender, y esto me lo permite", asegura sobre una pieza en la que explora las posibilidades de la soleá junto a Carmen Ledesma, Rosario La Tremendita, Juan Requena y Pepe de Pura, en un "trabajo de proponer y no de imponer" en el que vuelve a contar con Villalobos, encargado del concepto escénico.

Juan Dolores Caballero y María Moreno, ayer con Pedro Chicharro. Juan Dolores Caballero y María Moreno, ayer con Pedro Chicharro.

Juan Dolores Caballero y María Moreno, ayer con Pedro Chicharro. / Festival de Itálica

Teatro del Velador, entretanto, dedica en Les Vieux (Los viejos) una mirada poética y concienciada a la tercera edad. Para el director Juan Dolores Caballero, "hablar de los ancianos es hablar de lo olvidado", y su dramaturgia lo hace buscando "la emotividad, la reflexión, evitando lo trágico. Hay elementos duros, claro, pero se han planteado con forma de juego", advierte el veterano, que vuelve a fijarse en un grupo de inadaptados tras cerrar el anterior Festival de Itálica con La cocina de los ángeles, una obra sobre el estigma de la salud mental. Ahora, Caballero se apoya en la música de Inmaculada Almendral y la escenografía de Pablo Lanuza y dispone "un collage de danza y teatro" en el que cuatro bailarines y tres actores defienden con "esperanza" una "nueva concepción de la vejez. Esta semana han vendido como algo maravilloso que el Gobierno que ha remodelado Pedro Sánchez es ahora más joven de media. ¿Pero qué locura es esta? Hemos olvidado que la edad es sabiduría, es conocimiento, y abordamos eso en la obra".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios