FLAMENCO

Rafael Riqueni regresará a Sevilla el 9 de marzo “con un concierto de lujo”

  • Arcángel, Rocío Molina, Dorantes y Canales, entre los invitados a su recital en el Cartuja Center

Rafael Riqueni retratado en el Parque de María Luisa. Rafael Riqueni retratado en el Parque de María Luisa.

Rafael Riqueni retratado en el Parque de María Luisa. / Cristina Gómez

Rafael Riqueni se conoce al dedillo cada desvío y cada recoveco del Parque de María Luisa. Las cuerdas de su guitarra se han paseado melancólicas por el Estanque de los Lotos, han corrido esperanzadas ante el revuelo de las excitadas palomas, han recitado con soltura románticos versos en la Glorieta de Bécquer, han echado pan duro a los empachados patos y están llenas de nostalgia y melancolía por los Tiempos pasados. Por eso esta obra, su séptimo trabajo discográfico, con el que reapareció tras dos décadas de ausencia, se ha convertido en una pieza imprescindible en su trayectoria y, como él mismo reconoce, "ha marcado un antes y un después".

En este sentido, no extraña que, después de la emotiva presentación hace tres años en el Teatro de la Maestranza, una exitosa gira por los teatros de todo el país y excelentes críticas que lo sitúan entre los mejores álbumes del pasado año, Riqueni haya sentido la necesidad de ofrecer una "nueva interpretación" de estas composiciones a modo de "agradecimiento al público que siempre ha estado esperándome" y también de regalo. Sobre todo porque, de alguna forma, éste ha sido su proyecto más íntimo y el que mejor ha sabido entroncar con el legado emocional de todos los sevillanos.

Así, el guitarrista (Premio Andalucía de Cultura, Premio Nacional de la Crítica y Giraldillo a la Maestría de la XVIII Bienal de Flamenco y Premio Compás del Cante, entre otros) ha anunciado en rueda de prensa el "concierto de lujo" que ofrecerá el 9 de marzo de 2019 en el Cartuja Center para el que contará con invitados de la talla de la bailaora Rocío Molina y el bailaor Antonio Canales, los cantaores Arcángel, Diana Navarro y Remedios Amaya y el pianista David Peña Dorantes. "Estoy muy ilusionado porque todos son artistas a los que admiro muchísimo y estamos pensando en hacer cosas muy especiales", destacó.

Concretamente, Riqueni adelantó que ofrecerá una primera parte en la que recordará los temas en torno al edén sevillano, "pero con alguna colaboración de baile en alguna pieza" y una segunda parte donde, arropado por el resto del elenco, "podré hacer un recorrido por las músicas y los estilos que más me han influido en mi carrera, dentro del flamenco y de la copla, y repasar algunas de mis creaciones más conocidas o incluso los boleros o las piezas del Niño Miguel", explicó.

A este esperado reencuentro con Sevilla se le suma además en el tiempo el doble vinilo de Parque de María Luisa que publicará Universal a primeros de marzo y que incluye siete temas extras, como la incorporación de sus míticos Cogiendo rosas o Amargura, "que se dejaron fuera entonces y que ahora se incluye", aclara su productor Paco Bech, versiones nuevas grabadas solo a guitarra y algunas "rarezas relacionadas con el parque" que en la anterior edición no tuvieron cabida y entre las que se encuentra una soleá.

La reedición en vinilo de ‘Parque de María Luisa’ estará lista en torno a esas fechas

Al margen de este doble vinilo, Rafael Riqueni ha confesado que se encuentra ya inmerso en la creación de su próximo trabajo, que llevará por título Herencia y en el que "pretendo mostrar mi personalidad recogiendo todo lo que he aprendido de quienes han sido mis maestros: Paco de Lucía, Manolo Sanlúcar, Serranito...". En principio, según él mismo ha anunciado, éste podría ver la luz en 2020 "aunque lo que tengo claro es que no saldrá hasta que esté completamente convencido", aseguró.

Por otro lado, el trianero se ha mostrado optimista en cuanto al momento en el que se encuentra la guitarra en la actualidad, citando a muchos nombres de artistas "con gran potencial y personalidad propia" como sus dos acompañantes habituales, Manuel de la Luz y Salvador Gutiérrez -"con quienes es un gustazo trabajar"-, el jerezano Manuel Valencia o el malagueño Daniel Casares, entre otros. Es más, Riqueni, que es hoy un referente entre los guitarristas de las nuevas generaciones, se mostró partidario de no exigirle demasiado a los más jóvenes: "Cuando empezamos todos queremos correr y parece que es mejor el que más dedos tenga. Luego con la edad tu sonido se vuelve más reposado, pero es normal".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios