Crítica de Música cine

Transparencias del mundo clásico

sinfónica de sevilla

5º de abono. ROSS. Solista: Sebastian Knauer, piano. Director: Giacomo Sagripanti. Programa: 'Love's geometries' de Fabio Vacchi; Concierto para piano nº27 en si bemol mayor KV 595 de Mozart; Sinfonía nº4 en la mayor Op.90 'Italiana' de Mendelssohn. Lugar: Teatro de la Maestranza. Fecha: Jueves 12 de noviembre. Aforo: Tres cuartos de entrada.

Triunfador con La Cenerentola rossiniana del Maestranza en 2014, Giacomo Sagripanti volvió al teatro para demostrar que sus condiciones de director sinfónico son también formidables. Con gesto claro y empática expresividad corporal, el joven maestro italiano empezó con una obra de Fabio Vacchi que John Axelrod estrenó el año pasado en Vicenza, una especie de Adagio para cuerdas, con partes solistas para los primeros atriles, especialmente para el concertino, de unos 12 minutos de duración y carácter neoexpresionista que sonó magníficamente articulada y empastada.

Sorprendió ver a Sebastian Knauer tocar con partitura (algo poco habitual) el 27 de Mozart, concierto del que hizo una lectura de sonido cristalino y nítido (y tiene mérito con ese instrumento), de una desnudez que encaja admirablemente con la obra, con un equilibrio extraordinario entre el canto de la mano derecha (dominante) y una mano izquierda capaz de matices tan sutiles como los que dejó Sagripanti con un acompañamiento terso, límpido, de articulación implacable, elegante y descargado de toda retórica innecesaria.

Fue la misma ligereza que dominó la Italiana de Mendelssohn, una ligereza que no significó en absoluto falta de conflicto (estupendas las progresiones armónicas y dramáticas del primer movimiento; admirable la forma de mantener la tensión en el segundo...), sino flexibilidad en el fraseo, plasticidad en las transiciones y una transparencia que permitió escuchar cada detalle de una orquesta que bien dirigida se convierte en un instrumento de un nivel excepcional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios