Arte

Contenedores indaga en la ciudad en la celebración de sus 20 años

  • La cita, que arranca hoy, programa el rodaje de una película o la inauguración de una nueva galería

Javier Martínez, Isabel Ojeda, Rubén Barroso y Cristina Hall, con un piano Fluxus en Gallo Rojo.

El Festival Contenedores alcanza su edición número 20 en un contexto inesperado, en un momento en el que "no sabemos lo que va a pasar mañana, como en una performance", sostiene Rubén Barroso. La cita dedicada al arte de acción y las vanguardias mantiene pese a las circunstancias su nueva convocatoria, una indagación en el concepto de ciudad que se celebrará hasta el 10 de enero en espacios como Gallo Rojo, la Casa de la Memoria o la Fábrica de Artillería. Unas semanas en las que sucederán "muchísimas cosas", anticipó ayer su responsable sobre un programa que incluye el rodaje de una película o la apertura de una nueva galería, y que dará comienzo hoy, a las 13:00, con un encuentro en Gallo Rojo en el que participarán Cristina Hall y Sara Holgado, Lugadero y Ángela Muñoz.

Entre las iniciativas que promueve Contenedores, que repasa en un catálogo sus dos décadas de actividad, destaca la grabación y el estreno de una película. "Rodaremos un día, la montaremos al día siguiente y la estrenaremos al otro", explica Barroso sobre un proyecto que se filmará en 24 horas en los 108 barrios de Sevilla. Una propuesta con la que se quiere contar la ciudad "desde el presente" y plantear desde las prácticas artísticas "otra versión de esa actualidad que nos tiene secuestrados".

El director del festival, que estuvo acompañado por Isabel Ojeda, del ICAS, Javier Martínez, de Lugadero, y la bailaora Cristina Hall, destacó asimismo la apertura de una galería en la calle Muñoz y Pabón, "junto a Rafael Ortiz", precisó Barroso. El espacio, que continuará en funcionamiento una vez que acabe Contenedores y dedicará especial atención "a las relaciones entre la arquitectura performativa y las prácticas artísticas de nuestro tiempo", se inaugura el 7 de enero con una exposición que versará sobre la Ciudad secreta y recluta a Alexa Grande, Luz Jiménez, Belén Jiménez y Macarena Gross.

Ciudad Pegatina, que llevará "células de pensamiento artístico" a distintos lugares de Sevilla, permitirá "una manera de estar a artistas que no pueden venir", dice Barroso. En este apartado se presentará una producción propia del festival en la que Nieves Correa revisa un trabajo de 1992, cuando empapeló de carteles las calles de Madrid, Nueva York, Barcelona y Ámsterdam. "La joven en mallas que miraba descaradamente en 1992 es ahora una figura de espaldas que mira las ruinas de la Historia desde Tikkun, el lugar de encuentro entre el pasado y el presente pero también la posibilidad de regresión de la catástrofe", se lee en las notas de la artista.

Además, Barroso ha vuelto a embarcar, para esta edición, al equipo de Lugadero. "El problema es que cada vez que nos llama nosotros vamos", bromea Javier Martínez, que ha concebido junto a sus compañeros un dispositivo plegable con el que intervendrán el espacio público y con el que "leerán la ciudad". De manera simbólica, pero también real: en esa intervención habrá un ejemplar de La ciudad, de Manuel Chaves Nogales, "un libro que tiene cien años y que mantiene una vigencia absoluta", defiende el arquitecto.

Con el título "equívoco pero exacto" de Cine de acción, el festival programa también un laboratorio sobre las posibilidades fílmicas de la performance en el que entre otras actividades se estrenará Los discípulos de Marcel Duchamp, de Josep Pérez. Además, gracias a un acuerdo con la Fonoteca Nacional de México, se desarrollarán sesiones de escucha de piezas sonoras de artistas mexicanos como Rodrigo Gallegos, Iván Guevara o Leonardo Vadillo. La programación completa puede consultarse en contenedoresfestival.es.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios