FERIA Toros en Sevilla hoy en directo | Morante, Castella y Rufo en la Maestranza

ALBÉNIZ FLAMENCO I ENTREVISTA

"La guitarra es el instrumento rey de la música actual"

  • José María Gallardo y Miguel Ángel Cortés ponen este sábado el broche de oro al Festival de la Guitarra de Sevilla en la Capilla Gótica de los Reales Alcázares con su nuevo disco 'Albéniz flamenco", donde incorporan "el alma flamenca que estaba implícita en su música"

Miguel Ángel Cortés y José María Gallardo en la imagen promocional de su nuevo álbum.

Miguel Ángel Cortés y José María Gallardo en la imagen promocional de su nuevo álbum. / D.S. (Sevilla)

Después del éxito de Lo cortés no quita lo Gallardo, que presentaron hace una década en la Bienal de Flamenco de Sevilla y por el que recibieron el Premio Flamenco Vive 'Al mejor disco de guitarra', los guitarristas José María Gallardo y Miguel Ángel Cortés, dos de los máximos exponentes de la guitarra clásica y flamenca actual, se unen de nuevo en Albéniz flamenco (Air Music). Un disco en el que reinterpretan las obras del genial compositor en clave jonda y que presentan por primera vez en Sevilla este sábado 21 de octubre (12:30) en un emotivo concierto en la Capilla Gótica de los Reales Alcázares con el que ponen el broche de oro al Festival de la Guitarra de Sevilla.

-El álbum se presenta como el Albéniz que llevábamos más de un siglo esperando ¿Cómo dirían que suena el maestro aquí?

-J.M. Gallardo. El Albéniz al que se refiere Martín Llade en el prólogo hace mención a un Albéniz menos convencional. Las versiones que normalmente se ofrecen son a piano y aquí lo que hemos hecho los dos es darle una vuelta para ir a la raíz de ese Albéniz, buscar donde él se inspiró para ponerle ese toque flamenco y español a su obra.

-M.A. Cortés. Diría que suena más original y flamenco.

- Porque, ¿qué es lo más flamenco que han encontrado en las obras del compositor?

-J. M. Gallardo. La relación que tiene con los diferentes palos flamencos que él adoraba y trataba de introducir en sus piezas. De algún modo, lo que hemos hecho es llevar a Albéniz a esas ventas de Andalucía donde él disfrutaba tanto del flamenco. Lo que hemos incorporado es ese ambiente, esa poesía, ese alma flamenca que estaba implícita en su música pero que hasta ahora nadie se había atrevido a retratarla en esta clave.

-M. A. Cortés. Exacto, para mí su flamencura se nota en piezas como 'Rumores de la Caleta', 'Sevilla', 'Granada', a la que se le ha hecho un arreglo por tangos...

-Dicen que “la idea era restituir a las obras la identidad con la que Albéniz debió soñarlas con una guitarra flamenca en mente”…

-J.M. Gallardo. Sí porque hace relativamente poco tiempo nos hemos enterado que Albéniz tocaba la guitarra, no como un profesional, pero sí como un amateur versado capaz de puntear esos temas que luego iba a incorporar al piano. Sabemos que al escuchar a Tárrega, posiblemente tocar 'Granada', dijo esto es lo que yo había soñado. Y eso es lo que hemos querido trasladar. Sacar ese duende que soñó.

-M.A. Cortés. Claro, no es que Albéniz se entienda mejor a piano o a guitarra, sino que la obra desde la guitarra flamenca adquiere un nuevo sonido y un nuevo sentido.

-¿Os ha permitido Albéniz descubrir algo nuevo el uno del otro?

-J. M. Gallardo. Hemos descubierto que los dos somos artistas versátiles que nos podemos poner en el papel idóneo para representar esta obra de teatro sonora que es al fin y al cabo un disco. En este caso, nos hemos vestido de personajes del siglo XIX y XX para retratar un Albéniz enamorado de la guitarra flamenca.

-¿Y cómo se consigue que la guitarra clásica y la flamenca mantengan un diálogo tan fluido?

-M. A. Cortés. En realidad llevamos trabajando desde hace diez años y a base de eso, de trabajo, hemos conseguido fraguar la complicidad. Esto sólo funciona a base de horas y horas y de darle muchas vueltas a la cabeza.

-J. M. Gallardo. También dejando que cada uno ponga lo mejor de cada sí mismo al servicio de la obra. Mi lenguaje tiende a ser clásico pero se incorpora al flamenco y el de Miguel Ángel igual, es flamenco pero aquí aparece aún más refinado si cabe.

"Como no cojas la guitarra una media de ocho o diez horas todos los días se queda uno manco, pero pasa igual con todos los instrumentos. Esto requiere trabajo y darle muchas vueltas a la cabeza", admite Cortés

-¿Creen que está la guitarra más valorada en la música clásica o en la flamenca?

-M. A. Cortés. Diría que están valoradas las dos, cada una en su ámbito. La guitarra clásica siempre ha tenido mucho prestigio como guitarra de concierto, pero la flamenca, ya desde antes de Paco, con Ramón Montoya o Sabicas, también triunfaba por todo el mundo.

-J. M. Gallardo. Es verdad que después de la eclosión universal de un genio como Paco de Lucía la guitarra flamenca ha estado más presente. Definiría la guitarra flamenca como una carrera de velocidad y la clásica de fondo.

-¿Dirían que la guitarra flamenca es más exigente que la clásica, o viceversa?

-M. A. Cortés. Cada una tiene su técnica. Un instrumento ya de por sí es exigente. Como no lo cojas una media de ocho o diez horas todos los días se queda uno manco, da igual que sea la guitarra que en el piano o el violín. Al menos en el nivel profesional que nosotros manejamos. Igual que un futbolista o un ingeniero tiene que estar continuamente entrenando o aprendiendo.

-J. M. Gallardo. Completamente, la exigencia es la misma para cualquier instrumento. La disciplina que requiere tocar un instrumento a tiempo de controlarlo y saber todo sus discursos exige entrega absoluta.

-Estos días el Festival de la Guitarra de Sevilla permite disfrutar de la excelencia y la variedad de este instrumento… ¿hacia dónde va la guitarra?

-J. M. Gallardo. Va hacia donde siempre ha tenido que estar. Es el instrumento rey de la música actual, lo mismo que en el siglo XVIII y XIX lo fue el piano. Ahora todos los compositores y creadores que quieren estar en la cadena de conexión de la música de todo los tiempos se han subido al carro de la guitarra y creo que la guitarra va hacia un hermanamiento con otras guitarras para hacerla todavía más fuerte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios