Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Ma loute

El eterno veraneo de los necios

No se sabe si de manera consciente o no, Dumont parece autoparodiarse ya en esta su segunda comedia después de un largo y aclamado periodo como estilizado y severo moralista de estirpe trascendental (L'Humanité, Flandres...).

Ma loute recoge lo peor de P'tit Quinquin para llevarlo a un cuadro de época caricaturesco y surrealista que algunos querrán leer en clave de lucha de clases y otros como actualización deluxe de las bufonadas del cine mudo, la sofisticación de Tati o las dinámicas y la tipología elástica del cómic o el cartoon.

A orillas del Canal de la Mancha, Dumont sigue buscando rostros singulares para explotar su fealdad y su gracia y satirizar sus instintos básicos para enfrentarlos a un elenco de estrellas (Luchini, Binoche, Bruni) al que somete al más indigno de los registros como risible, afásica y jorobada tribu burguesa. Una pesquisa policial activa el juego y sirve de inerte pretexto para nuevos escrutinios del paisaje panorámico y la condición humana rebajada al ridículo. La cuestión es saber ahora si Dumont, en las alturas, no estaba también riéndose de las criaturas de sus dramas previos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios