Cultura

La impulsora de la digitalización

  • La directora saliente de la Biblioteca Nacional, Milagros del Corral, dio un impulso definitivo a la digitalización de los fondos de la institución

Milagros del Corral, directora de la Biblioteca Nacional, deja esta institución tras haberle dado un impulso definitivo a la digitalización de los fondos tan importantes que alberga la BNE y tras poner en marcha la Fundación de Amigos de la Biblioteca, que permitirá financiar diversos proyectos.

Gran experta en cuestiones tan fundamentales en estos tiempos que corren como los derechos de autor y la propiedad intelectual, Del Corral se va de la Biblioteca obligada por el recorte de altos cargos que aprobó el Consejo de Ministros el pasado viernes, dentro del Plan de Racionalización de la Administración.

La Biblioteca Nacional, que en 2012 cumple tres siglos de existencia, tenía categoría de Dirección General desde 1991 y su "descenso" a subdirección no es compartido por Del Corral, ya que se trata de una institución de gran prestigio internacional y alberga entre sus fondos obras de valor incalculable, según le dijo a Efe hace dos días.

Del Corral (Madrid, 1945) accedió a su cargo en septiembre de 2007, en un momento delicado para la Biblioteca porque se acababa de hacer público el robo de dieciséis láminas, entre ellas dos mapamundis de la "Cosmografía" de Ptolomeo. Aquel robo le costó el cargo a la escritora Rosa Regás, la anterior directora.

El ladrón fue identificado (el uruguayo residente en Argentina César Gómez Rivero), todas las láminas importantes fueron recuperadas gracias a la colaboración entre las fuerzas policiales de varios países, y lo primero que hizo Del Corral al asumir las riendas de la Biblioteca fue intensificar las medidas de seguridad para tratar de evitar robos en el futuro.

Eso sí, ella siempre reconoció que "el riesgo cero no existe".

Entre esas medidas, puso en marcha también el recuento anual de fondos de la Biblioteca, que llevaba años sin hacerse y que hasta ahora no ha deparado sorpresas desagradables.

Cuando fue nombrada directora de la Biblioteca Nacional hacía poco que se había jubilado en la UNESCO, organización a la que se incorporó en 1990 y en la que fue directora de la División del Libro y Derechos de Autor, subdirectora general adjunta de Cultura y directora de la división de las Artes y Empresas Culturales.

La llegada de una especialista a la Biblioteca Nacional (Del Corral pertenece al Cuerpo Facultativo de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueólogos del Estado) fue acogida con ilusión por el personal de esta institución, al frente de la cual habían estado escritores en los últimos años: Luis Alberto de Cuenca, Luis Racionero, Jon Juaristi y Rosa Regás.

 

Desde el principio, Del Corral apostó por las nuevas tecnologías para conseguir que la Biblioteca "pasara de los años setenta", en los que ella se la encontró situada, "al siglo XXI", según le decía a Efe en una reciente entrevista.

La Biblioteca Digital Hispánica era un proyecto de etapas anteriores, pero bajo el mandato de Milagros del Corral se impulsó de forma definitiva, gracias al acuerdo que el anterior ministro de Cultura, César Antonio Molina, suscribió con Telefónica y que permitirá digitalizar 200.000 obras hasta 2012.

En este campo de las nuevas tecnologías, Del Corral llegó también a un acuerdo con los editores para poner en marcha el proyecto ENCLAVE, al que se han sumado ya unas 200 editoriales.

Este proyecto permite consultar a través de la Biblioteca Digital Hispánica (BDH), y comprar luego por vía digital, 1.300 obras sujetas a derechos de autor, una cifra que antes del próximo verano se verá incrementada con otros 1.500 libros.

Con la plataforma Bubok implantó el sistema de "impresión bajo demanda", gracias al cual se pueden comprar ejemplares impresos de algunas de las obras disponibles en Biblioteca Digital Hispánica.

La Biblioteca Nacional posee excelentes fondos musicales, parte de los cuales se podrán escuchar antes de finales de año a través de su página web mediante tecnología "streaming". Las primeras colecciones virtuales serán las de música clásica española y la de cantautores, y más adelante le llegará el turno al flamenco y a la música popular.

Nombrada recientemente miembro del Consejo Científico de la Biblioteca Nacional de Francia, Del Corral preparaba con gran ilusión el tricentenario de la Biblioteca Nacional, que fue creada a finales de 1711 y abrió sus puertas en marzo de 1712.

Habrá exposiciones y congresos, y habrá también actividades destinadas a internautas, como la invitación que se les hará para que identifiquen tesoros bibliográficos españoles que, por razones históricas o de diferente índole, se conservan en el extranjero.

Los proyectos del tricentenario serán financiados en parte por la Fundación de Amigos de la Biblioteca Nacional, de reciente creación. En ella están representadas importantes empresas y bancos y destacadas editoriales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios