Institución

Javier Solana, nuevo presidente del Patronato del Museo del Prado

  • El ex ministro y ex secretario general de la OTAN sustituye al fallecido José Pedro Pérez-Llorca.

Javier Solana, nuevo presidente del Patronato del Museo del Prado Javier Solana, nuevo presidente del Patronato del Museo del Prado

Javier Solana, nuevo presidente del Patronato del Museo del Prado / J. J. Guillén, EFE

Comentarios 2

El ex ministro socialista y ex secretario general de la OTAN Javier Solana ha sido elegido por unanimidad nuevo presidente del Real Patronato del Museo del Prado, un nombramiento que ha calificado de "gran honor".

"Estoy entusiasmado", ha dicho Solana en una comparecencia ante los medios de comunicación tras la reunión del patronato que le ha elegido como sucesor de José Pedro Pérez-Llorca, que falleció en marzo de este año.

Solana ha querido resaltar su buena relación con el Prado desde que hace casi 40 años fue ministro de Cultura con el primer Gobierno de Felipe González -desde 1982 a 1988-, época en la que se restauraron Las meninas de Velázquez o se recuperó La marquesa de Santa Cruz de Goya, que había salido ilegalmente de España.

"Es una gran emoción después de haber pasado tantos años fuera de España, volver aquí y que me hayan reconocido para ocupar esta posición", ha resaltado Solana, para quien hoy es un día "de gran, gran, gran alegría". Y aunque ha recordado su etapa como ministro, ha señalado que "lo importante no es lo que se hizo sino lo que hay que hacer".

"El Museo del Prado tiene un mapa trazado, vamos a terminar lo que estaba planeado para el Bicentenario, que acaba en diciembre, pero tenemos un trabajo que hacer respecto a la ampliación del museo, que es una operación extraordinariamente importante y compleja, que espero que la podamos llevar a cabo en el calendario que está previsto", ha agregado.

Solana ha elogiado a su antecesor en el cargo, José Pedro Pérez-Llorca, de quien ha destacado "su total compromiso con la institución durante los siete años que estuvo al frente", período en el que defendió "con firmeza la independencia y criterio del Museo del Prado".

Los retos del museo

Y ha apuntado que el Prado se enfrenta a sus nuevos retos con unas cuentas saneadas ya que en la reunión de este jueves el patronato aprobó las cuentas de 2018 que, por segundo año consecutivo, arrojan un balance positivo de 1,77 millones de euros.

La institución recibió del Estado 15 millones de euros para un presupuesto de gasto de 45,02 millones, lo que supone que el porcentaje de autofinanciación es del 65,9 por ciento.

Por su parte, el ministro de Cultura y Deporte, José Guirao, ha subrayado "el perfil institucional y la larga y fecunda trayectoria de servicio público" de Solana.

Guirao recuerda la labor de Solana como ministro

"Solana reúne todas las características, como ocurría con su antecesor, para presidir este patronato", ha dicho el ministro, que ha destacado que en su época como ministro de Cultura "puso en marcha las grandes operaciones de renovación del Prado y de su difusión internacional".

Guirao se ha referido también al hecho de que la elección de Solana haya sido por unanimidad "y de manera entusiasta" por parte de todos los miembros del patronato. "Afrontamos esta nueva etapa del patronato y del museo con la mejor persona, con la mejor personalidad posible, estamos seguros de que va a hacer un trabajo maravilloso y ejemplar", ha añadido.

Javier Solana, que era vocal del patronato desde 2009, se convierte en el undécimo presidente de la institución desde 1980, año en el que fue reconstituido este organismo, creado originalmente en 1912.

Trayectoria profesional

Catedrático de Ciencias Físicas, Solana (Madrid, 1942) impulsó, como ministro de Cultura, la constitución del museo como organismo autónomo, y durante su mandato se aprobó también la Ley de Patrimonio Histórico (1985) y la Ley de Propiedad Intelectual (1986).

Pasó luego a ocupar la cartera de Educación y Ciencia y luego la de Asuntos Exteriores antes de dar el salto internacional para convertirse en Secretario General de la OTAN (1995-1999) y Alto Representante del Consejo para la Política Exterior y de Seguridad Común de la Unión Europea entre 1999 y 2009.

En su trayectoria profesional ha recibido los más altos reconocimientos, entre los que destacan el Premio Carlomagno de la ciudad de Aquisgrán en 2007, que distingue a personalidades por sus servicios a la unidad y el progreso de Europa, por su contribución a la paz.

En 2010 fue distinguido caballero de la Orden del Toisón de Oro de la Casa de Su Majestad el Rey, como reconocimiento a su trayectoria diplomática y la de la Orden de San Miguel y San Jorge del Reino Unido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios