Cultura

'Ni ellas musas ni ellos genios': un debate sobre arte y roles de género en el Caixafórum

  • El Caixafórum sevillano ofrece desde el próximo día 23 una serie de conferencias sobre la desigual fortuna de famosos creadores y sus parejas

El director de cine Alfred Hitchcock y su esposa, Alma Reville. El director de cine Alfred Hitchcock y su esposa, Alma Reville.

El director de cine Alfred Hitchcock y su esposa, Alma Reville. / D.S.

La vieja cuestión, hoy entonada con renovadas fuerzas en el debate público, se resume en una pregunta muy sencilla: ¿por qué las mujeres, incluso en la esfera supuestamente más libre y desprejuiciada de la práctica artística, han sido siempre (o casi siempre) relegadas a un segundo plano? Ese segundo plano, tradicionalmente, ha tenido que ver con uno de los mayores mitos románticos en torno al arte: el de la musa encargada de insuflar –por lo general pasivamente– el soplo definitivo de gracia al individuo excepcional, al genio que, conmovido o admirado por su mera existencia, en un rapto demasiado sublime para ser explicado, procede a dar rienda suelta a su creación.

Esta visión, claro, no sólo falsea la verdadera naturaleza del esforzado trabajo artístico, sino que pasa además por alto el hecho de que, muchas veces, esas mujeres eclipsadas por sus respectivos genios eran, mucho más que meros catalizadores pasivos de la inspiración, también, o sobre todo, creadoras audaces con una visión estimulante del mundo.

En torno a esta cuestión girará un ciclo de conferencias que acogerá el Caixafórum sevillano desde el próximo día 23 hasta el 13 de febrero, bajo el más que elocuente título Ni ellas musas ni ellos genios y coordinado por la escritora Laura Freixas y la artista plástica Pilar V. de Foronda, ambas miembros de la asociación por la igualdad de género en la cultura Clásicas y Modernas.

La primera sesión, el día 23, abordará ese arquetipo tan fuertemente arraigado del genio y su musa, y lo hará, como se puede intuir, para desmontarlo. ¿Qué pasa, por ejemplo, cuando el genio no es él, sino ella? ¿O cuando ni siquiera hay un hombre y una mujer en esa ecuación y por tanto ésta tampoco puede resolverse con una excepción a la inversa? Es el caso de la escritora Virginia Woolf, quien tuvo intensas relaciones con una persona que la acompañó y ayudó, su marido Leonard... pero también con otra, que fue quien fundamentalmente la espoléo intelectual y vitalmente: Vita Sackville-West, una aristócrata de energía arrolladora, ajena a los tabúes sociales y bisexual, que fascinó a la autora de Al faro hasta el punto de que dos de sus obras más celebradas –unidas ambas por la eterna pregunta: ¿qué es una mujer?–, Orlando, protagonizada por un poeta que se convierte en mujer, y el ensayo Una habitación propia, están estrechamente relacionadas con la amistad –o el amor, seguramente– de Woolf con Vita.

Tras esta primera conferencia, a cargo de Laura Freixas, cogerá el relevo el 30 de este mes Inés París, directora y guionista de televisión y licenciada en Filosofía. París hablará sobre la pareja que desde 1926 hasta la muerte de él formaron Alfred Hitchcock y Alma Reville. Colaboradora del director desde sus inicios, a Reville, guionista y editora, se le atribuye por ejemplo el célebre montaje de la secuencia de la ducha en Psicosis, que quedó tal como el espectador pudo verla después de que ella disuadiera al temperamental director de su idea de no emplear música en la misma. Pero la huella de Reville en las películas del magistral cineasta va más allá de esta anécdota significativa. Y eso es lo que explicará Inés París.

La tercera fecha, el 6 de febrero de la mano de la poeta Noni Benegas, se dedicará a dos personajes que marcaron un antes y un después en sus respectivos terrenos : la diseñadora de moda Gabrielle Coco Chanel y el escritor, cineasta y pintor Jean Cocteau, ambos muy vinculados a las vanguardias artísticas de comienzos del siglo XX y al París de posguerra. Si ella se convirtió en mecenas de su amigo, financiándole sus osadas aventuras estéticas, él le correspondió reivindicando con ardor el talento de ella, en un momento en el que la dimensión artística de la moda no era tan comúnmente aceptada como pasaría a serlo no mucho tiempo después, entre otros motivos gracias al trabajo de Chanel.

En la cuarta y última cita de este ciclo, el 13 de febrero, Pilar V. de Foronda hará una nueva incursión en la dispar peripecia de dos extraordinarias personalidades creativas cuya relación ha motivado no pocos libros y películas: Camille Claudel y Auguste Rodin. Mientras que a él, como sabe todo el mundo, le tocó la saborear la gloria, disfrutar del éxito, el dinero y el prestigio, a ella, pese a su brillante talento, la vida le mostró una faz muy distinta en forma de locura y sufrimiento, pues pasó los últimos 30 años de su vida en un manicomio con un diagnóstico de delirios de grandeza y paranoia, además de ninguneada en su faceta artística.

Todas las conferencias serán a las 19:00. La asistencia a las mismas será posible sólo previa inscripción a un precio de 5 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios