Teatro en el Cicus

La oferta teatral del Cicus apuesta por lo contemporáneo

  • Sátira, humor negro, música y denuncia, claves de la propuesta teatral de 21 Grados

El actor Mariano Llorente en 'Una humilde propuesta', sátira escrita por Jonathan Swift. El actor Mariano Llorente en 'Una humilde propuesta', sátira escrita por Jonathan Swift.

El actor Mariano Llorente en 'Una humilde propuesta', sátira escrita por Jonathan Swift. / David Ruiz

Las artes escénicas llegan este martes a la programación 21 Grados que ofrece el Centro de Iniciativas Culturales de la Universidad de Sevilla. En su presentación, el director del Cicus, Luis Méndez expresó la apuesta, por parte de la Hispalense, por un teatro contemporáneo, de autores vivos que señalan, denuncian y se posicionan ante los desafíos actuales. También, se refirió a que ante la pandemia del Covid-19 estas compañías, elogiadas por la crítica y receptoras de importantes premios, necesitan más que nunca, el compromiso de la Universidad de Sevilla.

Cuatro son los espectáculos teatrales a cargo de las compañías Micomicón, En vilo, La teta calva y Serena Producciones que podremos disfrutar en lo que queda del mes de julio.

Una humilde propuesta, una sátira tan cómica como sesuda sobre las soluciones rápidas y efectivas que tan bien encajan en las mentalidades simples se podrá ver este martes, 21 y miércoles. Laia Ripoll, su directora, nos plantea una sencilla propuesta para impedir que los hijos de los pobres sean una carga para sus padres o para el país. Se trata de una solución para acabar con la pobreza y sus consecuencias de una manera definitiva y, sobre todo, rentable.

El autor de este monólogo, a cargo del intérprete Mariano Llorente, es Jonathan Swift que tira de ironía para enfrentarse a las propuestas fáciles para solucionar los problemas del país. En este caso, el autor de Los viajes de Gulliver propone que los padres pobres se coman a sus hijos para evitar el tener que ponerlos a pedir en las calles.

Los días 23 y 24 de julio les toca el turno a las directoras Noemi Rodríguez y Andrea Jiménez de Teatro En Vilo que presentan Hoy puede ser mi gran noche. Una pieza cómica y musical en el que una actriz y su hermana músico, interpretadas por Noemi Rodríguez y Darlene Rodríguez, se despliegan en múltiples voces para hacer un emocionante viaje al pasado. Una obra valiente y profunda, una celebración de lo que ya no está, lo que pudo ser y no fue, un canto a los perdedores.

El muro, de la compañía La teta calva llegará al Cicus la semana que viene, días 28 y 29. El grupo, creado por María Cárdenas y Xavo Giménez, dos ambos con un largo recorrido teatral se han basado en The wall, del grupo británico Pink Floyd, de 1979. El espectáculo cuenta con una banda sonora propia, a cargo de Carles Chiner en la que tiene cabida una gran variedad de estilos, que abarcan desde el punk hasta el tango. Interpretado por Mercé Tienda, Leo De Bari, Xavo Giménez y el propio Carles Chiner, sus directores han bebido del imaginario del director David Linch.

Por último, los días 30 y 31 de julio la compañía Serena Producciones representará Solo un metro de distancia. Con texto y dirección de Antonio G. Guijosa, está interpretado por Ana Mayo, Beatriz Grimaldos, Camila Viyuela y Muriel Sánchez .

Se trata de un proyecto que se sumerge, a través de la historia de un abuso sexual infantil, en las turbias aguas del daño, de cómo convivimos con él, y qué nos pasa cuando nos damos cuenta de que sólo podemos entender el dolor propio.

Al igual que con el resto de la programación el teatro se presenta en 21 Grados con algunas novedades, atendiendo en todo momento a las medidas sanitarias e higiénicas exigidas, lo que ha llevado al control de aforo. Las localidades estarán separadas unas de otras por la distancia exigida y será obligatorio el uso de la mascarilla. También será obligatoria la desinfección previa de manos en el dispensador de la entrada del edificio. Todos los eventos darán comienzo a las 22.30 horas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios