TIEMPO Bajo de Guía se tiñe de blanco tras una impresionante granizada

Tras la toma de beneficios del viernes, en una semana volátil marcada por la incertidumbre en torno a la variante ómicron y las señales mixtas del informe de empleo de EEUU, ayer en los principales mercados de renta variable europeos y de EEUU predomió el verde. Las principales bolsas de Asia-Pacífico cerraron a la baja, destacando una nueva caída de la inmobiliaria Evergrande.

El Banco Popular de China redujo ayer el coeficiente de reservas bancarias obligatorias en 0,5 pp a partir del 15 de diciembre, lo que equivale a una liberación de liquidez de unos 1,2 billones de yuanes (en torno a 188.000 millones de dólares). Esta medida se adoptó en una coyuntura de desaceleración del crecimiento y desequilibrios en el sector inmobiliario.

Respecto a ómicron, según los últimos datos en Sudáfrica, el repunte de los casos no se ha traducido en una mayor presión hospitalaria, lo que contribuye a estabilizar los mercados.

La persistencia de la pandemia, unida a las elevadas tensiones inflacionistas, está deteriorando el sentimiento económico. El índice Sentix retrocedió en la última encuesta hasta su menor nivel desde el pasado abril. Una evolución en línea con la mostrada la semana pasada por el Instituto IFO en Alemania, al caer su índice de clima empresarial por quinto mes consecutivo.

En España, el Íbex revertió su tendencia a la baja, elevándose a 8.440 puntos (+2,40%). Las compañías ligadas al turismo, renovables y sector financiero lideraron las ganancias (IAG +7,89%, BBVA +4,42%, Meliá Hotels +4,36%, Solaria +4,14%).

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios