Un AVE para el año 2050

Sevilla necesita contar con más trenes AVE que no pasen por Madrid, al oeste, al este, al norte y al sur

Otro artículo dedicado a las infraestructuras, en este caso al tren. Pues las carencias de Sevilla no se limitan al Metro y las deficiencias del transporte urbano. En Huelva han protestado (ante la general indiferencia sevillana) porque el enlace de Alta Velocidad entre Sevilla, Huelva y Faro se ha quedado fuera de la primera fase de la Red Transeuropea, y se aplaza para la tercera fase. Esos encuentros en la tercera fase están previstos para 2050. Largo nos lo fían en Bruselas. A eso se añaden las protestas norteñas para recuperar el tren de la Ruta de la Plata, que enlazaba Sevilla con Gijón. Es decir, el Sur con el Norte. Y la sorpresa de que Juanma Moreno quiere rescatar el AVE directo entre Sevilla y Málaga, en el que despilfarraron 280 millones en los tiempos del PSOE para nada útil. Mientras el bypass de Almodóvar del Río sigue sin vía y va a su ritmo.

Se suele decir que en España la alta velocidad llega a todas partes. Bueno, llega desde Madrid, porque es una red ferroviaria radial. Una de las ventajas de Madrid es esa. Está conectada con todo el país, mientras en todo el país tienen la suerte de estar conectados con Madrid, que es la capital española por antonomasia y por las infraestructuras. Pero se olvidan de las necesarias rutas alternativas.

La red ferroviaria de Sevilla mejoró bastante hace 30 años. El AVE conecta con Madrid desde 1991, y eso se le ha criticado a Sevilla, como un capricho de Felipe González, por ser el primer destino. Se lo hicieron pagar caro (a Sevilla y a Felipe). Ahora también se puede ir en AVE a Barcelona y Zaragoza (sin pasar por Madrid o pasando), y asimismo a Valencia. Pasando por Madrid, se puede llegar a otros destinos de alta velocidad, pero sin recorrer el camino más corto.

Sevilla necesita más trenes AVE sin pasar por Madrid. Al oeste con Faro, para conectar Andalucía con el Algarve y crear sinergias ibéricas. Al este con Almería, para vertebrar mejor Andalucía. Al norte recuperar la Ruta de la Plata, que conectaría a Sevilla no sólo con Extremadura (existe, pero es lento), sino también con Castilla, León y Asturias. Y con tierras galaicas, ya que en Zamora podría enlazar con el AVE de Madrid a Galicia. También hace falta el AVE directo de Sevilla a Málaga sin pasar por Córdoba. Y por el sur es necesario que el viaje a Cádiz no dure dos horas.

Esas comunicaciones esdrújulas (idílicas y utópicas) multiplicarían el potencial logístico de Sevilla, como metrópolis del sur de Europa. Los 700.000 habitantes se darían por añadidura. Pero lo primero es crear las condiciones de una gran ciudad.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios