Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Lo Celso y el Ajax, dos excelencias de la mano

La continuidad en el Betis del argentino y el recital de los tulipanes, dos grandes noticias

Habitualmente, las malas noticias no suelen viajar solas, pero en esta ocasión han sido buenísimas dos que llegaron de la mano. Primero fue la confirmación de que ese excelente futbolista que es Giovani lo Celso va a seguir torciendo por la verde, blanca y verde del Real Betis Balompié; la que vino de su mano fue algo que ya vislumbramos hace unas semanas en el Bernabéu, y es que el Ajax ha vuelto con la excelencia en su valija.

Tras el tsunami que supuso el paso de los ajacied por la Casa Blanca pudimos llegar a pensar que aquello era flor de un día propiciada por la inacción del peor Real Madrid que se recuerda. Aquel recital de fútbol asociativo, de campo ancho y creación de espacios por donde hacer daño en una suerte de combinaciones matemáticas nos sorprendió muy agradablemente, pero estábamos lejos de imaginar de que lo repetiría en un rodeo tan hostil como es el cubil de la Juve.

El único dato para que la fiesta no me pareciese completa fue cómo de un plumazo el equipo holandés frustró la posibilidad de ver un nuevo enfrentamiento entre los dos colosos del siglo, entre Messi y Cristiano. Mientras el argentino laminaba al United con un golazo y una colaboración de De Gea, el portugués veía cómo su gol de depredador puro que encarrilaba la eliminatoria era contrarrestado por un sorprendente Ajax que tuvo en sus contras la posibilidad de hacer más sangre.

Es una buena noticia para el fútbol que se haya impuesto la creatividad de los holandeses sobre el cartesianismo de los italianos. Un soplo de aire fresco que debería ser vendaval para que en el fútbol de la hora se imponga el buen gusto sobre la rusticidad y el ganar como sea. Lo dicho, que cuando tan acostumbrados estamos a que las desgracias no vengan solas en horas veinticuatro llegaron dos excelentes al alimón. Porque que Lo Celso siga aquí también es extraordinario.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios