Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Dudar de la celebración del partido, una derrota común

Procede suspender el Barça-Madrid para la salvaguarda ciudadana, pero qué mala imagen

Sólo el hecho de poner en duda la celebración del Barça-Real Madrid deja a la altura del betún a la ciudad de Barcelona en particular y a Cataluña en general. A Cataluña entera y, por ende, también a este pobre país aún llamado España los deja en muy mal lugar que una democracia consolidada no haya puesto pies en pared para abortar la deriva violenta que se está desarrollando en ese rincón de la piel de toro que se halla en el noreste.

Dicho lo cual hay que ver si procede celebrar ese partido en un día que el separatismo señaló en rojo como día clave en su hoja de ruta. Por supuesto que prima la seguridad ciudadana y que esa seguridad anda bajo mínimos en esa extraordinaria ciudad que es Barcelona, o que fue Barcelona hasta que el gen separatista catalán resurgió con esta virulencia de barricadas por Gracia, coches quemados en Vía Layetana o algaradas en la Gran Vía de las Cortes Catalanas.

Barcelona es un polvorín y la mera duda sobre el Clásico hace que ese polvorín multiplique su repercusión para perjuicio del prestigio de un país como el nuestro. Creo que procede dejar ese 26-O para un vandalismo más propio de almogávares irredentos que de un país que siempre llevó el seny en sus señas de identidad. "Y la prueba de que ese seny existe es que yo puedo vivir en Barcelona sin que nadie me lo impida", me dijo Tomás Guasch una vez en un rapto de sinceridad.

Anécdota de un barcelonés tan español y periquito como Guasch aparte, lo cierto es que no se sabe qué es mejor, si ir adelante con el partido o dejarlo para mejor ocasión si es que algún día vuelve a haber ocasión. Pero ya digo que el mero hecho de que se esté dudando de su celebración ya deja en muy mal lugar todo lo que nos rodea. Lo primero, por supuesto, es salvaguardar la seguridad de las personas, pero es tanta la repercusión del fútbol que todos perdemos pase lo que pase.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios