Diario de Sevilla En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

ERTE o reducción consensuada, ¿qué es mejor?

Cuando estalla una burbuja nunca se sabe de qué tamaño ha de comprarse el paraguas

Palabra de un futbolista con prestigio y experiencia que pone el dedo en una llaga lacerante, la de qué será del fútbol tras una pandemia que nadie sabe cuándo acabará. Ha hablado Andrés Guardado para un medio azteca y ha insistido en algo que revolotea sobre la vertical del mayor espectáculo del mundo. "Quizá el fútbol se haga más terrenal. Se vivía en una burbuja, no era real y los clubes tendrán que cambiar cómo negociar".

Eso tendrá que ser así aunque Javier Tebas haya alardeado de un saneamiento económico que se cayó como un castillo de naipes con sólo anunciarse el confinamiento y la paralización del mundo. El coronavirus ha sido como aquel comandante que mandaba parar o como el picoleto bigotudo que puso un rato de rodillas a España. Lo que Tebas calificaba de saneamiento era sólo si no se cruzaba ningún contratiempo como éste que nos tiene a todos de clausura.

Como bien dice Guardado, el fútbol vivaqueaba en una burbuja de prosperidad, pero burbuja al cabo que no sólo no ha aguantado, sino que ha estallado en cuanto asomó el problema. Y, claro, aquí viene otro dilema, ¿ERTE o consensuada reducción salarial? Hay opiniones para todos los gustos, pero quizá el acuerdo doméstico, léase el que se ha producido en el Betis, sea menos traumático. El ERTE tiene mucho de ordeno y mando que puede dañar la convivencia.

El consenso, como su nombre indica, tiene mucho de vamos a llevarnos bien y el propio Guardado añade que el purgante de la reducción se llevó de buena manera en el Betis. No es fácil eso de consensuar y de hecho hay clubes que lo han intentado sin éxito. Son variaciones para un escenario futuro que se prevé proceloso. Y es que una burbuja cuando estalla tiene consecuencias tan imprevisibles que nunca sabe uno que es peor, si salir con paraguas y si con paraguas basta.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios