Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Jugando como nunca, goleado como siempre

No es normal que el partidazo del Sevilla en el Camp Nou se salde con la goleada habitual

Dolorosa derrota del Sevilla, ya que en el Camp Nou jugó como nunca para perder como siempre por culpa de ocho minutos para el olvido. Fue una película mil veces visionada en un campo gafado para este Sevilla desde aquellos goles de Toedtli hace diecisiete años que cavaron la tumba futbolística de Joan Gaspart. Y para que no faltase de nada, la guinda de ese gol que Messi le hace al Sevilla un día sí y otro también.

Y lo paradójico del caso es que este Sevilla que salió goleado da mucho margen al optimismo. Por su forma de plantarse en el campo y por el buen pie de la tropa, el equipo de Lopetegui puede hacer grandes cosas. A la voz de Fernando, el centrocampismo se une y teje una tela de araña que envuelve al contrario para que el potente Ocampos se convierta en el argumento mayor, o único, a la hora de afrontar empresas por terrenos hostiles, léase el área del enemigo de turno.

He ahí el problema por el que este Sevilla va abandonando los lugares preferentes de la tabla, por su ineficacia en ataque. Y en la diana se encuentra el holandés De Jong, que lucha como un poseso y hasta se faja con molinos de viento, pero que no da con el gol. Es el gran drama del goleador que no golea lo que está lastrando a este Sevilla tan bien moldeado hasta la línea de tres cuartos, sobre todo cuando la segunda línea no aparece como apareció la noche de la Real Sociedad.

Imagino que cuando De Jong reciba por vez primera los abrazos de sus compañeros, los goles deben aparecer como aparecen las cerezas, uno tras otro. Mientras tanto, a ver qué hace Lopetegui, si seguirá obviando a Chicharito o sacará de la nevera a Dabbur. Alguna solución deberá encontrar el vasco, pues resulta doloroso que jugar tan bien como jugó el Sevilla en el Camp Nou no sólo no dé para ganar, sino que sirva para salir tan goleado como es habitual en dicho lugar.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios