Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Julen Lopetegui y el Huevo de Colón

El vasco deja claro que sin público no se debe jugar y que es señal de que el riesgo continúa

Seguimos para bingo y aquí continuamos en la intentona diaria de hablar de fútbol sin que haya fútbol, qué le vamos a hacer. Y en este estado de cosas, mientras sigue habiendo bajas, una voz ha sonado potente y clara, esclarecedora en este galimatías que vivimos desde la reclusión domiciliaria. Son palabras que ha pronunciado Julen Lopetegui y que dejan en magnífico lugar al vasco, tanto al entrenador como al ciudadano.

En una entrevista concedida a los medios del club y reflejada en la prensa, Lopetegui discurrió en un abanico amplio sobre cuanto acontece en este día a día tan atípico. Y de cuanto dijo se me quedó grabado un pensamiento en voz alta sobre la posibilidad de reanudar la competición a puerta cerrada. Julen ha sido tajante diciendo que al fútbol se juega para que lo vea la gente y que a puerta cerrada sería la confirmación de que no se dan las condiciones idóneas de seguridad.

He ahí el detalle, que decía el inolvidable Cantinflas. Aparte de que el fútbol necesita del calor ambiental para que no pierda su esencia, si se ordena jugar a puerta cerrada es porque los espectadores seguirían en situación de riesgo de contagio. Entonces, que al fútbol le vayan dando por do más pecado haya. La salud es lo primero -doctor Rosado dixit, en su día- y si no se dan las mínimas condiciones para que los contagios no se disparen, pues ya habrá tiempo de programar fútbol.

Y tras ese pensamiento, algo así como lo del Huevo de Colón, Lopetegui también considera que lo jugado no debe tirarse a la basura y que el retorno del futbolista será a un nivel físico inferior a lo que se había programado. Todo esto es redundar sobre lo que se viene diciendo en este tiempo de pandemia, por lo que hay que quedarse en esa reflexión sobre el papel que representa el aficionado en el estadio y en que jugar sin gente es confirmar que el riesgo de contagio sigue latente.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios