La ventana

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Lógico el bajón de las autoescuelas

Alertan las autoescuelas sobre el espectacular bajón de alumnos y es que se ha perdido entre los jóvenes las ganas de hacerse con el permiso de conducir automóviles. Es lo más lógico del mundo que el carné de conducir no sea lo deseado que era cuando estábamos locos por cumplir los dieciocho años para optar a dicho documento. El carné de conducir vehículos de tracción mecánica era una gran conquista que te daba movilidad y una autonomía tal que te permitía alcanzar cotas que la natural concupiscencia te reclamaba. Ya no es el coche el objeto de deseo que fue, pues las limitaciones que sufre su uso le han restado atractivo. Por ejemplo, en esta ciudad nuestra el coche sólo sirve para tenerlo en el garaje a la espera de algún viaje, ya que a base de estrechar calles y quitar plazas de aparcamiento el coche se ha convertido en un objeto absolutamente prescindible.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios