Jorge Benavides Solís

PT ETSA. Sevilla

El Museo es más de lo que era

No se conocen aún ni el concepto del Arqueológico ni sus referencias museográficas

El jueves 27 de mayo, en la Academia de Buenas Letras se dijo más de lo conocido que de lo nuevo sobre el proyecto del Museo Arqueológico de Sevilla, aún no presentado oficialmente. Adepa anunció una nueva Mesa Redonda en setiembre.

El Consejo Internacional de Museos, desde hace dos años, trata de adoptar una definición contemporánea para estos centros. La oficial es de 1975.

El primer Museo, o templo de las musas (museion), fue fundado en Alejandría, siglo III a.C. por Tolomeo I, hijo de un general de Alejandro. En el siglo XVI era equivalente a una colección privada. La Revolución Francesa, los hizo públicos. El Louvre se inauguró en 1793.

En las últimas décadas, como si estuvieran de moda, numerosos museos nuevos o reformados se han inaugurado en varios países y ciudades, con diversos fines, tamaños, contenidos, entornos y trascendencia.

La reforma del Louvre con su famosa pirámide determinó un nuevo paradigma en 1989. Se reafirmó como nodo de una red global de equipamientos culturales: Nueva York, Berlín, Londres, México, a la que poco a poco se han ido integrando Atenas, Cairo, Estambul y últimamente, China, los Emiratos Árabes.

Andalucía cayó en la tentación de la grandilocuencia turística, en plena burbuja inmobiliaria, con resultados poco halagadores: en el enorme edificio del Museo Ibérico de Jaén aún quedan grandes áreas inacabadas y vacías.

Gracias a las investigaciones en Atapuerca, en Burgos, el Museo de la Evolución Humana (2010) ha tenido un poco más de fortuna: un edificio grande con una museografía que podía ser más próxima al visitante que al investigador. Es lo conseguido en el Museo Nacional de Arqueología (Madrid, 2014). Vale la pena tomarlo como referencia. Después de seis años, fue reabierto. Ha costado 51,7 millones de euros. O sea, menos de la mitad de lo gastado en la construcción de las Setas: 124 millones de euros.

Se ha dicho que la reforma del Museo de Arqueología de Sevilla tiene un presupuesto de 25 millones. Será reabierto en 2025. No se ha hecho conocer aún ni el concepto del museo ni las referencias bajo las cuales se hará el guión museográfico y la infografía.

La arquitectura del museo tiene suficiente entidad para no correr peligro; a la vez, tiene suficientes características para convertirse en un atractivo marco de la exposición de piezas de enorme y singular significado cultural.

¿Se ha pensado en los ocho centros culturales que comparten el más grande y bonito espacio verde de Sevilla? Valdría la pena tomarlo en cuenta, incluso en favor del turismo.

Es necesario no olvidar: hechos ni los bienes culturales se explican sin contexto.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios