La ventana

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Noviembre en su estado más natural

Tras la eclosión del pasado puente se ha hecho realidad noviembre. Noviembre en estado puro, con las calles vacías y los charcos llenos de agua, que hay que ver lo mal rematadas que están las obras más recientes. Y es que hasta hubo una vez en que pudimos comprobar la zarrapastrosería de un sumidero colocado en el punto más alto de la plaza, lo que convertía el lugar en un extenso lago. Así es como estamos viviendo estos días lóbregos y lluviosos del mes de los difuntos, que, para colmo, la autoridad incompetente anda entreteniéndonos con la milonga hipotecaria mientras sigue destrozando el Estado de Derecho con muchas prisas y ninguna pausa. A todo esto, la agenda cultural se llena de actos que se solapan para disgusto de un personal que aún no encontró la forma de conseguir el don de la ubicuidad. Noviembre en estado natural y con el premio de la lluvia.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios