Editorial

Nueva subida de precios en Tussam

LAS tarifas que aplicará la empresa municipal de transportes de Sevilla (Tussam) a partir del próximo año, aprobadas ayer por el consejo de administración de esta sociedad pública, supondrán para los ciudadanos, a los que la actual crisis económica castiga con especial intensidad, un nuevo encarecimiento del principal medio de transporte público de la ciudad. El incremento en los precios afectará de forma notable al principal título de viaje -el bonobús sin transbordo, uno de los más demandados por los usuarios, que sube hasta un 6,6%- y de forma algo más discreta al resto de modalidades, esencialmente el bonobús con transbordo. El billete univiaje y la tarjeta mensual costarán más caras. A pesar de que la subida final de precios es algo más prudente de lo que en principio habían avanzado los responsables de Tussam, es obvio que la medida no contará con apoyo popular. Tampoco con respaldo político y social: el PP, el único partido de la oposición, votó en contra de la subida; los consumidores se abstuvieron. Es evidente que, dada la situación económica, cualquier subida de precios no será bien acogida, aunque lo que cabe preguntarse es si la empresa podía hacer otra cosa distinta. La delicada situación financiera de Tussam, que ha sido un problema histórico para los distintos gobiernos municipales, se ha visto agravada en los últimos diez años, en los que la gestión del PSOE -en cuya cuota de gobierno está Tussam- no sólo no ha logrado reducir la necesidad de fondos públicos para mantener la empresa en funcionamiento, sino que ha colocado a la empresa en una situación de quiebra técnica. Parece claro que, sin que hayan sido atendidas hasta ahora las peticiones municipales de buscar socorro económico en la Junta, la única salida coyuntural pasa por subir los precios, aunque sea a costa de que paguen los errores de gestión quienes no tienen responsabilidad alguna: los ciudadanos. La viabilidad de Tussam, sin embargo, dista mucho de estar garantizada. Sería conveniente que, tras las elecciones locales, los partidos políticos pacten un plan de viabilidad de la empresa. Sevilla no puede permitirse continuar pagando mucho tiempo más este agujero negro.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios