Óperas para turistas

Las óperas del Maestranza son espectáculos, como el pregón; por eso las presentan en Fitur para los turistas

Guste o disguste, casi todo lo que se hace en Sevilla se enfoca hacia el turismo. Al turista le quiere cobrar Juan Espadas un euro (o dos) como contraprestación por las molestias que origina. Mientras en otras ciudades pagarían gustosos un euro (o dos) a cada turista, si acudieran tantos como a Sevilla. Algunos y algunas no llegan sólo para ensuciar y dar por saco. Ha sido revelador que la programación de ópera del Teatro de la Maestranza para 2020-2021 se presente en Fitur. Esta semana los políticos municipales, provinciales y regionales de toda España y parte del extranjero se reúnen en Madrid, donde se celebra la gran feria del turismo español. Con sus casetas, a las que acuden estos feriantes. ¡Ay, quién trincara la Fitur para Sevilla! Es mucho mejor que la gala de los Goya.

En la feria turística cada ciudad y cada pueblo enseñan lo mejor que ofrecen. El Consejo de Cofradías se ha negado a presentar allí su cartel de la Semana Santa, como otras capitales andaluzas. Es verdad que en Fitur los operadores internacionales no iban a entender el cartel de la Virgen de la Quinta Angustia que ha pintado Daniel Bilbao, con el mapa de Olavide mejorado en el pecherín. Por cierto, no se puede promocionar la Semana Santa en Madrid para el turismo y después poner cara rara con el IVA de las sillas y palcos. O tiene una parte de espectáculo, o no la tiene.

En el Teatro de la Maestranza está muy claro: las óperas son espectáculos, como el pregón; y por eso las presentan en Fitur, para los turistas. Desde hace muchos años se recuerda que Sevilla es ciudad de grandes óperas, el escenario de algunas de las más populares. Sin embargo, no se ha conseguido promocionar bien ese aspecto. Quizá porque ya llegan miles y miles de turistas desinteresados por la ópera. Pero el turista de grandes óperas es de lujo, no es de chanclas; si acaso sería de chanclas de Prada o de D&G, que las hay.

En la programación de 2020 y 2021 lo más llamativo aparece al final. Van a programar la sevillanísima ópera Carmen del francés Bizet durante siete días, a finales de mayo y principios de junio. En Sevilla, lo habitual son tres días, como el Così fan tutte, de Mozart, y la Jenufa del checo Janacek (ópera interesante por rara); o a lo sumo cuatro funciones, como han programado Un ballo in maschera, de Verdi, coincidiendo con el Carnaval. Atreverse con la Carmen, durante siete funciones, es un gesto de valentía. Puede fomentar no sólo las óperas para turistas, sino ayudar a que los sevillanos se aficionen más. Los sevillanos son esenciales para ese teatro, y también deben promocionar la afición local.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios