Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

El VAR ayuda, pero no es el Evangelio

En el trascendente gol de Llorente va a prevalecer la duda por los siglos de los siglos

Decididamente pone bastante claridad, pero no es el Evangelio, tiene muchos puntos oscuros y convendría darles luz a la mayor brevedad posible. Me refiero al VAR, ese artilugio que muchos vieron como el maná que llegaba para ordenar este invento extraordinario que es el fútbol. Y está claro que ordena, pero no llega al grado de infalibilidad que se le presuponía porque la mano del hombre es raro que deje de contaminar algo.

El defecto principal del artilugio en LaLiga no ha sido el de interpretar las imágenes, sino el de inhibirse dejando de revisar lo que en directo y a simple vista fue una infracción. Lances que se dejan de revisar no se sabe por qué motivo, ya que resulta de todo punto indiscutible que pedían a gritos la intervención del VAR. Y así el panorama, en la trascendencia de unos cuartos de final de Champions también nos topamos con alguna incongruencia de quienes lo manejan.

Y así como el martes contribuyó a hacer justicia anulando un gol del Ajax por un fuera de juego imposible de ver por el ojo humano, al día siguiente no aclaró la duda en el tercer gol del Tottenham que acabó llevando a los Spurs a la semifinal con el Ajax. Así como acertaría posteriormente en el gol del City por fuera de juego anterior de Agüero, la validación del trascendente gol de Fernando Llorente será una duda que prevalecerá por los siglos de los siglos.

Así como en una toma parecía que daba al balón con la cadera, en otra era el brazo el que lo impulsaba, aunque no de forma claramente voluntaria. Parece que el árbitro turco sólo tuvo a su disposición la primera toma, con lo que ahí entra de lleno la manida manipulación. Además, resultó de una crueldad insufrible ver cómo de los saltos de Guardiola celebrando el éxito se pasó a ver cómo el catalán se arrodillaba contrito y hecho polvo. El VAR ayuda, pero no es el Evangelio.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios