Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Que un duelo apasionante se quede en sólo fútbol

El duelo entre los que lideran la Liga debe dilucidarse en la hierba, únicamente en la hierba

Algún orate suelto ha calificado estas vísperas de lo de hoy como de ambiente prebélico. Por si fuese poca la tensión que se vive en el mundo actual sólo falta añadirle virulencia a un asunto tan secundario como es un partido de fútbol. Por mucho que se calificase al fútbol como lo más importante de las cosas menos importantes, sobrevalorar su trascendencia no acarrea nada bueno y así es como aparece el Sevilla-Madrid de esta noche.

Desgraciadamente, el contencioso del sevillismo más radical con Sergio Ramos ha eclipsado ese monumento al fútbol que fue la vuelta copera del jueves. No es bueno para ese hermoso invento que es el fútbol que asuntos tan colaterales lo enturbien y menos todavía que se haga causa común con gente que está de más en él. Dicho lo cual, caminemos sobre la superficie de un avant match normal, como debiera ser esta previa de un Sevila-Madrid en la más alta cumbre de la Liga.

Lo previsible es que tanto Sampaoli como Zidane pongan en liza lo mejor de que disponen y que no se guarden tantas balas como se dejaron el jueves en la recámara. Ya no cabe tirar de fondo de armario y seguro que N'Zonzi se verá frecuentemente con Modric, que Sergio Rico habrá de tener cuidado con ese Cristiano Ronaldo que tiene al Sevilla como víctima preferida y que tanto Franco Vázquez como Nasri intentarán alborotar el sistema defensivo que patronea Sergio Ramos.

Digan lo que digan cuantos priorizan lo morboso, cuando el domingo vaya declinando nos estallará en la cara un espectáculo estratosférico. Los dos mejores en lo que llevamos de Liga frente a frente y con las manos cerca de la canana. Pidamos y consigamos que el partido se desarrolle en la hierba y que el cemento anime sin interferir en el juego. Es tan hermoso el fútbol cuando se limita a ser sólo eso, fútbol, que no necesita de elementos nocivamente exógenos para nada.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios