Un sucedáneo del AVE

El único proyecto aceptable del AVE de Sevilla a Granada es el transversal. Eso que se llamó la A-92 ferroviaria

Han lanzado otro globo sonda a ver si cuela. El Ministerio de Fomento y Renfe están sopesando la posibilidad de crear un AVE de Sevilla a Granada vía Córdoba. Funcionaría una vez que esté abierta la línea entre Madrid y Granada, que acumula importantes retrasos de ejecución. El trayecto entre la capital de la Giralda y la de la Alhambra se cubriría así en dos horas. Supone una mejoría con respecto al recorrido por vía ordinaria existente para los trenes regionales, que es de tres horas. Sin embargo, hay que explicarlo claramente. Esto es como lo del tranvía en vez del Metro y todo lo demás que intentan ahorrarse. Es otro sucedáneo. Es un remedio engañoso, que además tiene contraindicaciones.

La principal sería que municipios sevillanos como Osuna y Marchena se quedarían al margen de esa línea. Las estaciones referidas están incluidas en las líneas regionales entre Sevilla y Granada y Almería. En caso de aprobarse ese AVE, se quedarían al margen, sólo con servicios de Cercanías, o puede que ni eso a largo plazo. El perjuicio sería evidente para la provincia de Sevilla, que ya tiene demasiadas zonas marginadas por el ferrocarril.

El único proyecto aceptable del AVE entre Sevilla y Granada es el transversal. Eso que se llamó la A-92 ferroviaria en los tiempos de Manuel Chaves. Ese AVE que circularía por Osuna y Antequera, para enlazar allí hacia Granada, o hacia Málaga. Entre Sevilla y Granada ese AVE tardaría 75 minutos. Es decir, tres cuartos de hora menos que el sucedáneo que ahora sondean por la vía de Córdoba. El AVE Sevilla-Granada en 75 minutos sería más competitivo con respecto a lo que ahora tarda un automóvil por la A-92 verdadera.

Pero, además, está el santo entierro de fondos europeos que hizo la Junta en esa línea. La CE ya puso el grito en el cielo, ante el despilfarro inversor de la Junta, que ha gastado casi 280 millones de euros en 77 kilómetros de la línea entre Sevilla y Antequera, y lo frenó para nada. Lo normal es completarla tras la crisis, como pretendía la Junta, según decía Felipe López, aunque ya cada vez lo dicen menos.

En el anterior Gobierno del PP, el ministro Íñigo de la Serna ofreció otro sucedáneo: el llamado baipás de Almodóvar del Río. Ahora el PSOE presenta como una gran idea el AVE entre Sevilla y Granada vía Córdoba. Para unir a las capitales de Andalusian Soul hay una mejor opción. No se puede renunciar al gasto ya realizado, ni ocasionar víctimas colaterales en Osuna y Marchena. Es un síntoma más del gato por liebre que dan en las obras públicas. Y protestan o no, según quien gobierne.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios