En los medios

Luis Nieto

De torero interesante en sus comienzos a 'mediático'

El matador de toros Francisco Rivera Ordóñez, que en la última etapa de su carrera tomó el apodo de Paquirri, en honor a su padre, muerto trágicamente por una cornada en Pozoblanco, el 26 de septiembre de 1984, se retiró este sábado al término de la corrida celebrada en la plaza de la Misericordia de Zaragoza. Francisco ha sido un torero con raza, que tras despertar una gran dosis de ilusión entre los aficionados en su etapa de novillero y sus inicios como matador de toros, fue perdiendo esos apoyos y ganando cartel en lo que se ha denominado toreros mediáticos, aquellos conocidos que interesan más al gran público por ser noticiables fuera de los ruedos.

Paquirri (Madrid, 3 de enero de 1974) se ha retirado en una temporada en la que alcanzaba 17 de años de alternativa y unos días después de que su hermano Cayetano haya anunciado una despedida temporal. Por primera vez, en veinte años, no figurará en los carteles los apellidos Rivera Ordóñez. Descendiente de una de las dinastías más importantes de la tauromaquia, Francisco es el hijo mayor de los dos que tuvo el matador Francisco Rivera con su primera esposa, Carmina Ordóñez; nieto del maestro Antonio Ordóñez y sobrino-nieto de Luis Miguel Dominguín, por sus venas corre sangre torera de muchísimos otros diestros importantes. Debutó con picadores en Ronda el 31 de mayo de 1992. Tomó la alternativa el 24 de mayo de 1995 en Sevilla -una de las plazas donde ha contado con más apoyo-, de la mano de Espartaco, con Jesulín de testigo. Y confirmó doctorado el 23 de mayo de 1996 en Las Ventas. En los últimos años, se mantuvo dentro de carteles en los que alternaba con otros toreros del grupo denominado por algunos como mediático, entre ellos Jesulín y Manuel Díaz El Cordobés.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios