Alberto Álvarez

Sevilla

Pablo Iglesias tiene difícil escapatoria

El nefasto Pedro Sánchez respalda a su vicepresidente mientras el Tribunal Supremo considera realizar una triple imputación penal contra Pablo Iglesias. Esta imputación puede significar la caída política del bolivariano Pablo Iglesias. Mucho cinismo tendría que desplegar Sánchez para no cesarlo, en coherencia a su propia vara de medir, y naturalmente esto provocaría una crisis de Gobierno de consecuencias impredecibles.

La maquinaria socialcomunista y las hordas mediáticas tratarán por todos los medios que el Tribunal Supremo no impute a Iglesias, así que los magistrados deben resistir ante las injerencias y presiones del Gobierno y del CNI. Pablo Iglesias está acorralado y se va a defender empleando todos los medios que tenga a su alcance. Creo que el cerco judicial contra Iglesias se ha cerrado y tiene difícil escapatoria.

A la posible financiación irregular de Podemos se suma ahora esta acusación firme por los delitos de denuncia falsa, revelación de secretos y daños informáticos en el caso Dina. Por dignidad, Pablo Iglesias debe dimitir. Y a Pedro Sánchez se le debe caer la cara de vergüenza por encubrirlo. 

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios