Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Tribuna

Carlos Rosado Cobián

Presidente de Andalucía Film Commission y Spain Film Commission

El futuro del audiovisual andaluz

Andalucía dispone, al menos, de dos estudios para implantar un Centro Avanzado de Producción y platós de interior y acuáticos sobre los que trabajar

El futuro del audiovisual andaluz El futuro del audiovisual andaluz

El futuro del audiovisual andaluz

Las nominaciones y premios más prestigiosos del mundo y de España incluyen, de nuevo, a un número significativo de obras hechas por andaluces o rodadas en Andalucia. Es ya habitual que el acento andaluz suene en películas o series de éxito y en las galas donde estas se premian.

Pero este no es un hecho casual, sino que obedece a un conjunto de razones que convendría analizar para plantearse un futuro estable y rentable al que Andalucía debe aspirar. Es cierto que hemos demostrado un talento singular para crear, dirigir o interpretar películas. Asumiendo grandes riesgos financieros han ido surgiendo productores que siguen la estela de los pioneros, en activo, como son Antonio Perez, Pilar Távora y otros. El tándem Alberto Rodriguez- Rafael Cobos ha dejado su brillante firma en series extraordinarias o películas que son referencia ya. Hay muchos más ejemplos. Actores y actrices como Banderas, Juan Diego, Antonio de la Torre, Natalia de Molina, Paz Vega, etcétera, acumulan premios y prestigio nacional e internacional. Y no hay nadie que no sepa que en Andalucia se han rodado un número incontable de películas y series de ficción que están en la retina de millones de espectadores.

Cuando digo que nada de esto es casual me valgo de un ejemplo. En el 98 se creó Andalucia Film Commission, por el impulso de la RTVA y en ese año se atendieron 37 rodajes. Sin embargo, hasta 2018 se rodaron aquí 16.815 proyectos, pendientes aún de los datos actualizados de 2019 que ha sido un año brillante por la cantidad y calidad de los rodajes atendidos.

Después de más de 20 años de trabajo, los datos reflejan con claridad que aplicando las técnicas adecuadas Andalucía compite con numerosos países como destino de rodajes que ha generado un tejido profesional que alcanza en ocasiones el pleno empleo y que luego explota también como recurso turístico exitoso. Es verdad que estas piezas valiosas por sí mismas lo serían más si formaran parte de un proyecto estratégico común, si se creara el Hub Audiovisual Andaluz.

Le corresponde al Gobierno impulsar esta idea: promover un plan estratégico ambicioso y poner los instrumentos del Ejecutivo al servicio de la misma. Es cierto también que faltan algunas piezas para conformar un Hub Audiovisual competitivo, pero dispone, al menos, de dos estudios para implantar en Andalucía un Centro Avanzado de Producción y platós de interior y acuáticos sobre los que trabajar. Y existen organizaciones corporativas con las que dialogar sobre el futuro.

No podemos olvidar tampoco que la RTVA es pieza esencial de este proceso porque a ella se debe que la mayoría de los proyectos andaluces hayan podido realizarse y ha sido la cantera de donde han surgido profesionales con talento y prestigio nacional.

A este proyecto de Hub Audiovisual Andaluz hay que convocar a las corporaciones locales que sostienen festivales y muestras audiovisuales necesitadas de una visión y estrategia de conjunto. La nominación al Oscar de una película protagonizada por un actor andaluz como es Antonio Banderas, y que los premios Goya se hayan celebrado por segunda vez en Andalucía da la medida del prestigio alcanzado por nuestra Comunidad. Este es el reto al que se enfrenta Andalucía si quiere jugar en las grandes ligas en las que se decide el futuro de la industria del entretenimiento.

Con el impulso decidido de la Presidencia de la Junta de Andalucía y el esfuerzo integrado de todos los que de una forma u otra nos dedicamos a esta hermosa actividad se abre un futuro de éxito y de notoriedad para nuestra tierra. Nos va mucho en ello para preservar nuestra cultura, afirmar nuestra identidad y disponer de la industria que lo haga posible. El reto es viable y el momento es ahora.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios