Panorama

Trump amenaza con no comerciar con países que no rebajen aranceles

  • El presidente de EEUU insiste en la cumbre del G-7 en el trato injusto que recibe su país

El presidente estadounidense, Donald Trump, advirtió ayer en la Cumbre del G-7 que se celebra en Canadá de que Estados Unidos hará "lo que sea necesario" para que su país tenga relaciones comerciales "justas" con otros países. Trump añadió que los días en que otros países se han aprovechado comercialmente de Estados Unidos "se han acabado".

El presidente estadounidense ofreció una rueda de prensa en la sede de la cumbre, en la localidad canadiense de La Malbaie, poco antes de que abandonase la reunión para dirigirse directamente a Singapur, donde el 12 de junio celebrará un encuentro con el líder norcoreano, Kim Jong-un. Sobre ese encuentro, Trump afirmó que tardará sólo "un minuto" en saber si el líder norcoreano quiere negociar seriamente con EEUU.

Parte a Singapur para reunirse con Kim Jong-Un, del que sabrá si es honesto "en un minuto"

Sobre la materia comercial, que Trump admitió que se ha convertido en el principal tema de discusión de la cumbre del G-7 en La Malbaie, el presidente estadounidense insistió en que su país está siendo tratado injustamente "por todo el mundo" y que va a acabar con esa situación.

Trump amenazó con que Estados Unidos dejará de comerciar con aquellos países que mantengan aranceles a las exportaciones de su país, especialmente en el sector agrícola, y afirmó que ha lanzado la idea de eliminar "todas las barreras, todos los aranceles y todos los subsidios".

Según Trump, "es muy injusto" para los agricultores estadounidenses que otros países, como Canadá o la India, impongan elevadas tarifas a sus productos.

El líder estadounidense también volvió a repetir que sería bueno que Rusia se reincorporara al G-7 y sostuvo que en la cumbre "a algunos les ha gustado la idea", a Italia en concreto.

Trump afirmó que no ha hablado con el presidente ruso, Vladimir Putin, "desde hace tiempo" y justificó su propuesta con que la reincorporación de Moscú al grupo "sería buena para el mundo, para Rusia, para Estados Unidos y para los países del G-7".

Trump no quiso entrar a discutir las razones por las que Rusia fue expulsada del grupo en 2014, concretamente por la anexión de la península ucraniana de Crimea, echó la culpa de ello a su antecesor, Barack Obama, por "permitir" que ocurriese, y aseveró que él habría hecho las cosas de manera "muy diferente".

El presidente estadounidense razonó que la invasión y anexión había ocurrido "hace algún tiempo" y que el G-8 (G-7 más Rusia) "tiene más sentido" que el G-7.

Finalmente, Trump rechazó como fake news (noticias falsas) una pregunta de CNN sobre las tirantes relaciones que mantiene con los otros líderes del G7, especialmente la alemana Angela Merkel, el francés Emmanuel Macron y el canadiense Justin Trudeau. "Eso es fake news", respondió Trump, quien aseguró que su nivel de relación con los otros líderes es de "10 sobre 10" aunque reconoció que mantiene diferencias en materia de política comercial.

Trump culpó a sus antecesores del déficit comercial que EEUU mantiene con otros países, pero afirmó: "Lo vamos a arreglar". "La Unión Europea es brutal con EEUU en aranceles. Y lo saben y me sonríen cuando se lo digo. No se pueden creer que lo hayan podido hacer".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios