Asesinato del joyero

AUGC cree que el crimen de Carmona evidencia "un modelo policial caduco"

  • La asociación mayoritaria en la Guardia Civil denuncia que hay casas cuarteles cerradas y patrullas que tienen que cubrir una extensa superficie por falta de personal

Un guardia civil, en la joyería donde se produjo el crimen. Un guardia civil, en la joyería donde se produjo el crimen.

Un guardia civil, en la joyería donde se produjo el crimen. / Belén Vargas

Comentarios 2

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) ha denunciado este martes que el asesinato del joyero Francisco Cintado en Carmona evidencia "un modelo policial que se encuentra caduco" y pone de manifiesto "la imperiosa necesidad de que el Gobierno acometa de una vez por todas un claro esfuerzo en materia de seguridad pública".

En un comunicado, la asociación mayoritaria en la Guardia Civil exige una "reestructuración integral" del cuerpo, para que de "una vez por todas se utilice todo el potencial de servicio del que se dispone en la provincia". La asociación explica que hay unidades inoperativas, casas cuarteles cerradas la mayoría de los días de la semana y patrullas que, de debido a la escasez de personal, "tienen que cubrir grandes extensiones de demarcación".

AUGC añade que los guardias civiles tienen que hacer una doble función en un mismo servicio. En el puesto principal de Carmona, el mismo agente que está en la puerta prestando el servicio de seguridad y recepción de los ciudadanos tiene que recoger las denuncias.  "La redistribución de las unidades de la Guardia Civil haría reducir los tiempos de llegada ante cualquier necesidad y aumentaría la presencia de agentes en la calle".

La entidad detalla que el aumento del trabajo administrativo "detrae a más personal de nuestras calles", así como las continuas y constantes comisiones de servicios a otras unidades, que "en algunos casos dejan muy mermados algunos grupos y hacen que disminuya exponencialmente la calidad en la seguridad pública". AUGC detalla que el servicio se resiente tanto por la escasez de plantilla como por la "nefasta gestión de los recursos humanos disponibles".

En el caso de Carmona, AUGC denuncia que "no hace mucho tiempo era la envidia de la mayoría de unidades de la provincia por su potencial de prestación de servicio", pero que actualmente sufre un "porcentaje de absentismo laboral desbocado" gracias, en parte, a la "falta de empatía" de algunos de los mandos del puesto hacia sus subordinados.

La asociación indica que los jefes "sólo se preocupan de hacer cumplir sus órdenes a fuerza de imponer las mismas bajo amenaza del régimen disciplinario, sin involucrar a los agentes bajo su responsabilidad en la toma de decisiones de la unidad, con el espíritu de colaboración y trabajo en equipo que debe imperar en el cuerpo".

AUGC concluye su nota de prensa solicitando al delegado del Gobierno en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, que "sea valiente y no tape este problema como se suele hacer en otras ocasiones, que no es otra que comisionar temporalmente a algunos efectivos de otras unidades hasta que amaine la presión de la opinión pública, con lo que sólo se consigue desvestir a un santo para vestir a otro".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios