SUCESO Un abuelo mata a sus dos nietos en Granada y se suicida

ROCÍO 2024 La entrada de la Virgen del Rocío, en directo: finaliza la procesión en la aldea

Provincia

Burguillos aplicará un recargo del 50% en el IBI a viviendas desocupadas durante más de 6 meses

  • La medida va enfocada a unas 300 casas vacías propiedad de entidades financieras, sin mantenimiento y con riesgo de okupación que hay en el municipio

  • El recibo adicional se pasará a final de año, cuando se haya certificado que están vacías de forma prolongada

  • Segundas residencias de recreo familiar o vacías por motivos de salud o laborales estarán exentas

Viviendas del Señorío de Burguillos, en una imagen de archivo.

Viviendas del Señorío de Burguillos, en una imagen de archivo. / Juan Carlos Vázquez

Aplicar algún tipo de recargo en los impuestos a las viviendas desocupadas durante un largo periodo de tiempo, sin que sus propietarios hagan un mantenimiento mínimo, ha sido un objetivo de las administraciones, sobre todo de los ayuntamientos, para impulsar el mercado del alquiler y evitar las okupaciones irregulares, que se ha topado hasta ahora con dificultades jurídicas a la hora de llevarlo a efecto.

El último que se ha propuesto intentarlo en firme es el Ayuntamiento de Burguillos. En el Pleno en el que abordaron las ordenanzas fiscales para el próximo año, el pasado miércoles, se aprobó a propuesta de la Alcaldía gravar con un 50% más el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) a aquellas casas en las que se pueda demostrar que durante un mínimo de seis meses de forma continuada no ha vivido nadie.

Según ha explicado el regidor, Domingo Delgado (PP), la iniciativa se ha hecho pensando en viviendas vacías "a partir de la segunda residencia". Ello dejaría fuera a las que conservan muchos vecinos que viven fuera por motivos laborales, pero las usan los fines de semana; las de personas mayores que se trasladan por edad o cuestiones de salud; las que posee una familia por herencia de sus padres, pero que siguen conservando y manteniendo y las de zonas rurales, que se usan como recreo. 

El objetivo principal son las viviendas que, una década después de la crisis del ladrillo, siguen siendo propiedad de las entidades financieras y de las que hay unas 300 en la localidad, fundamentalmente en dos urbanizaciones: Señorío de Burguillos y Villas del Rubial. Según admite el alcalde, a pesar de todos los requerimientos a los bancos para que las pongan en alquiler (para lo que asegura que hay demanda), y sobre todo, para que hagan un mantenimiento mínimo, siguen prácticamente abandonadas.

Este recargo pretende ser una herramienta más para revertir y llamar la atención sobre la situación. El Real Decreto Ley 7/2019 de 1 de marzo de medidas urgentes en materia de vivienda y alquiler, facilitaría su aplicación.

En las ordenanzas fiscales de 2021

El nuevo gravamen no se pasará con el recibo habitual del IBI que, según Delgado, se congela para 2021 con algunas bonificaciones adicionales según el número de hijos. Se pasará ya a final de año, después de que el Ayuntamiento haya podido comprobar que la vivienda ha estado vacía durante más de seis meses de forma consecutiva durante ese ejercicio.

Para ello, se tendrá en cuenta, entre otras cosas, que el inmueble tenga o no contratados suministros básicos, como el agua, un servicio que el Ayuntamiento gestiona directamente, lo que facilita su control. También hará inspecciones a través de técnicos municipales. El hecho de que se trate de un pueblo relativamente pequeño (6.700 habitantes) o abarcable desde ese punto de vista, a diferencia de grandes ciudades, podría facilitar ese trabajo.

Tras ello, pasará el recibo al propietario, que tendrá como en otros casos oportunidad de alegar en tiempo y forma. El edil insiste en que la medida no tiene afán recaudatorio, sino de afrontar una realidad que preocupa.

El recargo se incluirá en las ordenanzas fiscales para 2021, que se deben publicar en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) y pasar el trámite de información pública y alegaciones, aunque el regidor confía en que salga adelante. En el Pleno, la iniciativa se aprobó con el voto a favor del gobierno local del PP, IU-Podemos se abstuvo y el PSOE no asistió a la sesión, según Delgado.

"Es una medida de presión para las financieras para que pongan esas viviendas en alquiler social", insiste el regidor, que subraya que él respeta la propiedad privada y que el problema en Burguillos se debe a que se trata de casas "totalmente abandonadas" por estas entidades, que primero son objeto de robo y vandalismo: se llevan puertas, sanitarios o cualquier tipo de elemento que tenga valor.

La falta de mantenimiento hace también que las hierbas y arbustos crezcan en los patios, provocando riesgo de incendios y de plagas, a pesar de que el Ayuntamiento actúe contra las mismas en espacios públicos. Son un constante motivo de queja y malestar para los vecinos de inmuebles colindantes.

También ha habido problemas con okupas, aunque Delgado asegura que ahora hay menos casos por el esfuerzo que se ha hecho para evitarlos, gracias a las rápidas llamadas de los vecinos del entorno a la Policía Local o al propio regidor, que facilita su teléfono para estos casos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios