Provincia

La Fiscalía deriva las amenazas de un edil al Gobierno a la Audiencia Nacional

  • Un concejal de IU en Alcalá de Guadaíra llamó "asesino" a Rajoy y pidió "quemar el Congreso".

Comentarios 5

La Fiscalía de Dos Hermanas ha derivado a la de la Audiencia Nacional el caso del concejal de Alcalá de Guadaíra Alberto Miranda (IU). Este edil fue denunciado por el Grupo municipal del PSOE de Alcalá después de que colgara en Facebook una serie de insultos al Gobierno central presidido por Mariano Rajoy.

Tras la muerte de tres miembros de la familia Caño Bautista, intoxicados con fosfina procedente de unos tapones de plástico, Miranda escribió una serie de mensajes en la red social Facebook dirigidos al Ejecutivo del PP. Este edil, portavoz de IU, llamaba "asesinos" a los gobernantes, a quienes responsabilizaba de lo ocurrido, y pidió al pueblo que se levantara "contra el criminal de Mariano Rajoy". Según Miranda, la familia Caño "no se merecía morir por culpa de esos gobernantes asesinos que salen a diario en televisión vendiendo humo, que son quienes merecen la muete". El concejal insistió en recalcar que "la violencia del pueblo hacia esos usurpadores, esos capitalistas sin escrúpulos, esos asesinos, porque no tienen otro nombre, es más que necesaria en estos momentos". Añadía además consignas de "quemar el Congreso" y llegó a decir "ahora que me denuncien".

El asunto fue precisamente denunciado por el Grupo del PSOE en Alcalá de Guadaíra, presidido por el alcalde, Antonio Gutiérrez Limones. La fiscal jefe de Dos Hermanas ha derivado el caso a la Fiscalía de la Audiencia Nacional, al estimar que los hechos denunciados podrían constituir un delito de amenazas al Gobierno, recogido en el artículo 504 del Código Penal. La competencia en la investigación de este tipo delictivo corresponde a la Audiencia Nacional. Por tanto, la denuncia queda ya archivada en el partido judicial de Dos Hermanas y pasa a investigarse en los juzgados centrales de instrucción de la Audiencia Nacional.

Tras la denuncia, el edil de IU borró estas supuestas amenazas e insultos de su perfil de Facebook y aseguró en su día que sólo quiso mostrar la indignación y la tristeza que sufría ante una noticia tan trágica como la muerte de la familia intoxicada, que en un principio se atribuyó erróneamente a que recogían comida de la basura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios