Las consecuencias de la pandemia

Gelves, Guillena, Sanlúcar y La Puebla de Cazalla también renuncian a abrir sus piscinas

  • Más del 23% de los municipios ya han anulado la temporada veraniega de baños

  • Otros sí están decididos a abrir, cumpliendo con las condiciones de seguridad impuestas

Un curso de iniciación a la natación en una de las tres piscinas municipales de Guillena, que no abrirán este verano. Un curso de iniciación a la natación en una de las tres piscinas municipales de Guillena, que no abrirán este verano.

Un curso de iniciación a la natación en una de las tres piscinas municipales de Guillena, que no abrirán este verano. / D. S.

Otros cuatro municipios sevillanos, Gelves, Guillena, Sanlúcar la Mayor y La Puebla de Cazalla, han tomado la decisión de no abrir las piscinas municipales durante el próximo verano ante las dificultades de cumplir con todas las medidas de seguridad que marca el plan de transición hacia la "nueva normalidad".

Con éstos, ya son más del 23% los ayuntamientos de Sevilla que no tendrán temporada de verano en sus piscinas públicas municipales.

En el caso de Guillena la decisión afecta tanto a la piscina del núcleo principal, como a las dos de los núcleos de Torre de la Reina y Las Pajanosas y tanto para el baño libre como para los cursos de natación.

Al igual que ha ocurrido con la suspensión de las fiestas patronales en honor a la Virgen del Rosario de Las Pajanosas, en agosto, y las de la Virgen de la Granada, en septiembre, el Ayuntamiento señala que "la premisa común" ha sido "primar por encima de todo” la salud.

Con respecto a las piscinas municipales, el gobierno local apunta que los informes de los técnicos del Área de Deportes, una vez conocidos los decretos que regularán la nueva normalidad, concluyen que las piscinas sufrirían una "reducción exponencial del aforo que impediría que la mayor parte de la población pudiera hacer uso de sus instalaciones”.

Además, la nueva normativa cambia "el concepto que siempre hemos tenido sobre nuestras piscinas municipales; por lo que consideramos que no deben abrir esta temporada".

En Gelves la decisión se tomó por unanimidad, el pasado 8 de junio, en la comisión municipal para la Covid-19, formada por los portavoces de todos los grupos políticos y "ante la imposibilidad del Ayuntamiento de poder garantizar las medidas de seguridad".

El Consistorio ha insistido en que ha actuado con "prudencia" y la máxima responsabilidad, en pro de la salud de los vecinos.

En la misma línea, el Ayuntamiento de Sanlúcar la Mayor comunicó el pasado 12 de junio la suspensión de la apertura de la piscina municipal, "como consecuencia de la pandema del coronavirus Covid-19".

"El plan de transición hacia la nueva normalidad contempla medidas higiene, distanciamiento social y otras normas que, prácticamente, hacen inviable que la apertura de la piscina este verano se pueda desarrollar de forma segura sin poner en riesgo a usuarios y trabajadores", ha destacado la Delegación de Deportes.

En La Puebla de Cazalla, la decisión se ha hecho pública este lunes, después de que se hayan estudiado diversas posibilidades a lo largo de las últimas semanas. Según el gobierno local, el objetivo es "minimizar riesgos", dada la "imposibilidad" de cumplir con los requisitos que se exigen y mantener un servicio de calidad.

Por otro lado, Villanueva del Río y Minas, que inicialmente no iba a abrir tampoco la suya, ha anunciado que la está preparando para ponerla en marcha a partir del 1 de julio. Para ello ha tenido en cuenta los buenos datos del municipio, en cuanto ausencia de nuevos contagios, y la nueva regulación "más clara" en cuanto a las medidas de seguridad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios