Gerena

Los ecologistas aseguran que Mina Las Cruces ha tenido otros problemas por deslizamiento de tierra

  • Uno de ellos afectó a la escombrera Sur, en el año 2015

  • La empresa sigue evaluando el incidente y mantiene monitorizada la zona 

Una imagen en la que puede apreciarse el corrimiento de tierras producido en la corta minera. Una imagen en la que puede apreciarse el corrimiento de tierras producido en la corta minera.

Una imagen en la que puede apreciarse el corrimiento de tierras producido en la corta minera. / EFE

Comentarios 4

Isidoro Albarreal, de Ecologistas en Acción, asegura que el corrimiento de tierras que se produjo la madrugada del pasado miércoles en la corta de la mina de Cobre Las Cruces es el cuarto derrumbe o deslizamiento que se registra en las instalaciones de la explotación.

Según ha recordado, en mayo de 2008, se produjo un primer corrimiento en la zona de la bancada de la corta minera. Apenas un mes después, en junio de ese año, otro derrumbe afectó a IET (Instalación de Estériles de Tratamiento) cuando el depósito estaba vacío.

En ambas ocasiones, lo ocurrido se relacionó con el tipo de terreno en el que se encuentra la explotación minera, compuesto por las margas azules del Guadalquivir, que son inestables y especialmente sensibles a los cambios de temperatura.

En septiembre del año 2015, el desplazamiento de tierra se produjo en la escombrera Sur, situada al otro lado de la corta minera en la que se ha producido ahora el corrimiento.

El nuevo incidente no ha provocado daños ambientales ni heridos

Según Ecologistas en Acción, en aquella ocasión se abrió una raja en la misma de aproximadamente un kilómetro de extensión, y la escombrera se desplazó hacia el sur unos 50 metros, es decir, hacia el lado contrario de la corta minera.

No obstante, todo apunta que el deslizamiento de la madrugada del miércoles es el más grave. Ha dejado enterrada a maquinaria pesada que habitualmente manejan operarios y obligó a interrumpir la extracción y producción de la planta hidrometalúrgica. La empresa sigue evaluando el incidente y mantiene la zona monitorizada. 

El incidente se produjo poco antes de las 05:00 horas del miércoles, cuando en la zona sólo estaban uno o dos operarios que pudieron retirarse sin sufrir heridas. Las fuentes consultadas aseguran que no se han producido daños ambientales, puesto que lo que se ha deslizado es tierra del mismo talud de la corta hacia el centro de la corta, antes de ningún tratamiento. 

En un principio se temió que hubiera afectado a la escombrera norte. El corrimiento de tierra ha taponado la rampa de investigación o la boca de la mina en la que se estaban haciendo prospecciones para el nuevo proyecto de minería subterránea, con el que se quiere prolongar la vida de la explotación, que de otra forma se agotaría en un par de años. 

En la explotación trabajan en la actualidad unas 800 personas, contratadas directamente por Cobre Las Cruces (265) o por contratas, otras 590. 

Alcaldes de la zona y sindicatos han mostrado su preocupación por el incidente y por cómo éste pueda afectar al empleo. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios