Crimen machista en Estepa La Guardia Civil custodia la vivienda del detenido y la de su madre

Agentes de la Guardia Civil en la vivienda del detenido en Estepa.

Agentes de la Guardia Civil en la vivienda del detenido en Estepa. / Antonio Pizarro

Agentes de la Guardia Civil han custodiado durante la pasada noche varios domicilios en el marco de la investigación del asesinato de la menor Rocío Caíz Pozo, cuyo crimen ha confesado el joven rumano Adrián N., quien en la tarde de este jueves se entregó y reconoció el asesinato. En concreto, los agentes se trasladaron a primera hora de la noche hasta el domicilio de Adrián N., en la localidad de Estepa, donde varios agentes del instituto armado custodiaban el acceso a la vivienda mientras continúa la investigación del crimen.

Los agentes de la Guardia Civil, en la vivienda de la madre de Adrián N. Los agentes de la Guardia Civil, en la vivienda de la madre de Adrián N.

Los agentes de la Guardia Civil, en la vivienda de la madre de Adrián N. / Antonio Pizarro

También se trasladaron efectivos hasta la casa de la madre del asesino confeso, según pudo comprobar este periódico, y hasta un polígono de Estepa donde Adrián N. trabajaba en una fábrica de palets. Todo indica que a lo largo de esta mañana podrían practicarse registros, en presencia del sospechoso.

El ex novio de Rocío Caíz Pozo, la joven de 17 años vecina de Martín de la Jara y que estaba desaparecida desde hace una semana, se entregó en la tarde del jueves a la Guardia Civil. Acompañado de su abogado, el joven confesó que mató a la menor y se deshizo del cadáver tras haberlo descuartizado. 

Según las primeras investigaciones, Adrián N. descuartizó el cuerpo de la joven y lo ocultó en distintas bolsas que habría depositado en varios lugares de la localidad estepeña, lo que ha motivado un amplio despliegue de la Guardia Civil para tratar de recuperar los restos de la víctima.

Algunos de los restos asegura el detenido que los lanzó a un contenedor, que desde que ocurrieron los hechos ya ha sido recogido, y otros se encuentran en varias zonas de campo del pueblo, como la salida del municipio hacia Aguadulce. En un contenedor se deshizo asimismo del cuchillo con el que mató a Rocío y que por el momento no ha sido hallado.

El juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Estepa se ha hecho cargo de las investigaciones y podría decretar el secreto de sumario. El sospechoso podría pasar a disposición judicial entre hoy y mañana, una vez que culminen las diligencias que se están realizando tras la según han explicado fuentes de la investigación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios